viernes, 19 de agosto de 2011

Solomon Burke. Nashville

En el corte 4 de Nashville, Solomon Burke se adueña del Ain´t got you de Bruce Springsteen como ha hecho con tantas canciones a lo largo de su carrera. Escuchas como la banda se va calentando a la par que la fiereza de Burke aumenta y el tema termina con unas risas en el estudio mientras Solomon tras haberse quedado casi sin aliento espeta: … all done went hog crazy here! What in the heck is going on this place here? Got religion? grita. Esta canción es como, Hola soy Solomon Burke estas son mis pelotas y soy invencible. Nos lo vamos a pasar pipa. Es el mismo efecto que sentí cuando escuché por primera vez Rusty Cage con Johnny Cash apropiándose del tema de Soundgarden.

Durante mucho tiempo Ain´t got you fue la primera canción en mi disco de Nashville porque como lo tenía descargado a veces sucede que en el Mp4 las canciones no respetan la secuencia original. Ahora que me he comprado el disco compruebo que el orden es diferente pero el efecto el mismo porque no hago ascos a ese brillante inicio con That´s how I got to Memphis. Ahí están solo la guitarra acústica de Buddy Miller, el bajo de Byron House y la voz de Burke. Más que suficiente.




En Nashville la intención era que Burke grabase un disco country un estilo que siempre le ha gustado y que esta más relacionado con el soul de lo que un principio pensaba. Pero el resultado es mucho más que eso. A veces los discos que contienen muchos duetos como reclamo (y este tiene unos cuantos Dolly Parton, Gillian Welch, Patty Griffin, Emmylou Harris y Patty Loveless) son demasiado dispersos y adolecen de cohesión. No es el caso. De nuevo aparece por este blog el nombre de Buddy Miller porque este hombre es el artífice de un sonido perfecto que sitúa a Nashville al ladito de Don´t give up on me.

El álbum fue grabado en la casa de Buddy Miller en Nashville y el disco recoge la espontaneidad y las buenas vibraciones entre el personal como se puede escuchar en ese desternillante Ain´t got you. Los temas están firmados entre otros por el duo Buddy&Julie Miller, Jim Lauderdale, Dolly Parton y unos cuantos más, muchos de los cuales desconozco pero que deben ser la creme de la creme de Nashville y puedes sentir la ironía y la lucidez de Burke en dos gemas como Honey where´s the Money gone y Millionaire, como su voz de barítono crea un estimulante contraste con las de Dolly Parton o Emmylou Harris o como Seems like you´re gonna take me back patea tu culo como el mejor rock que puedas imaginar. A destacar también los coros siempre enriquecedores de las hemanas McCrary en varios temas. Venga al play otra vez. ¡Y de vacaciones!

No hay comentarios: