lunes, 15 de julio de 2024

Jesse Malin - Turn Up The Mains (Official Video)


Parece que hay buenas noticias sobre 
Jesse Malin. Se anuncian dos conciertos en el Beacon Theatre de Nueva York el 1 y 2 de diciembre con invitados muy especiales. Van a ser dos shows presentados por Michael Imperioli y Mary Louise Parker, ambos favoritos personales. Espero que Jesse se haya recuperado y pueda disfrutar de ambos shows tan bien acompañado. Su música es un bálsamo, una fuente inagotable de buenas vibraciones en este mundo tan confuso. Poco a poco me voy haciendo con toda su discografía. A falta de que me llegue Love It To Life le sigo dando duro a los que aparecen en la foto. Mis última adquisiciones han sido New York Before The WarOutsiders, grandes títulos, mejor contenido. Excelentes canciones que siguen ahondando en su legado punk rock y ampliando la paleta sonora sin complejos porque cuando los temas son buenos el género es lo de menos. Jesse Malin, Mucho Grande Style. 


sábado, 6 de julio de 2024

Myron Elkins. Old Trauma

Hoy comienza en Riaza una nueva edición del 
Huercasa Country Festival. No sé por qué número van pero tiene pinta de ser un festival muy apegado a la tierra en todos los sentidos. Un lugar en el que se hacen las cosas con sentido común, mesura y tal vez en un arrebato de optimismo parece que incluso de forma sostenible. Todos los años conforman carteles más que atractivos. Repletos de artistas con mucho talento, algunos veteranos consagrados con todavía mucho por ofrecer y otros jóvenes pujantes con un futuro más que prometedor por delante. Este año uno de estos es sin duda Myron Elkins que actuara hoy. Este chico grabó con tan sólo 21 años uno de mis discos favoritos de los últimos tiempos: Factories, Farmas & Anphetamines producido por Dave Cobb. Una rodaja excelente en la que destaca sobremanera la inusualmente profunda, madura y pendenciera voz de Elkins. Increíble que sea tan insultantemente joven. Es un trabajo adictivo que incluí en mi Top Seventeen de 2023. Lo he vuelto poner a todo trapo hoy y sigue sonando como un cañon. Envidia me dan los que vayan a gozar del talento de este chico y su banda. Espero que venga más veces por estos lares. 


miércoles, 3 de julio de 2024

Seven Seconds

En mi más tierna infancia, aficionado como era al cine de Hollywood cuando veía una película de esas que te mantenía en vilo, plagadas de injusticias en la que claramente te posicionabas del lado correcto y cabal, de la justicia, cuando llegaba el final feliz me alegraba, me regocijaba de que los buenos ganaran. No voy a despotricar de casi nada o de muy poco de lo que vi. Y en muchos casos, en una gran mayoría, eran muy buenas películas. Con los años supongo que te maleas. O simplemente estás mejor informado. Y desde que vi la serie The Wire ni os cuento. Lo cierto es que la ficción creada por David Simon es un trabajo a reivindicar hasta el fin de los días. Seven Seconds no llega tal grado de excelencia pero es otra excelente serie, escribiría que junto a Mindhunter lo mejor que he visto nunca en Netlfix

Lo curioso es que comencé a ver esta serie hace más de un año. Tan sólo el primer episodio. Tenía buena pinta pero vete a saber como andaba de sueño o qué me pasaba que no continúe. Hace unas semanas Su y yo decidimos recuperarla. Ha sido todo un acierto. Lo que en principio parecía una ficción sobre un caso de asesinato y su resolución es según avanza mucho más que eso. El racismo, la justicia, las relaciones familiares, las segundas oportunidades, la vida en una ciudad de las no mas agraciadas de Estados Unidos... Todos esos temas y algunos más tienen cabida en una trama que no sólo va atrapando sino que se va moviendo por ricos e inesperados recovecos sin recurrir a lo fácil y a lo tópico. Cuestiones que te hacen pensar en muchos aspectos de esta sociedad capitalista en la que vivimos.  

Uno de los indudables aciertos es el reparto encabezado por Clare-Hope Ashitey en el papel de una fiscal (K.J Harper) cuya vida es un desastre absoluto y que afrontará en principio sin mucha convicción el caso de un atropello de un chico negro. Una de las claves de su evolución la encontraremos en su relación con Michael Mosley (Fish Rinaldi), un policía que al principio parece un sinsorgo de mucho cuidado pero que va a evolucionar de una forma fantástica. Tal vez los personajes de los policías caigan más en los estereotipos pero aún así todos están muy convincentes en sus respectivos roles. Mención especial también para los padres del chico atropellado, Russell Honsby (Isaiah Butler) y Reggina King (Latrice Butler). Ambos evolucionan de una forma creíble y muy bien trabajada en toda la serie. Si quieres ver algo que acabe bien esta no es tu serie. Si por el contrario, eres como yo y te regocijas en un final realista que te hace exclamar !Menuda puta mierda que es casi todo! esto te puede gustar. O no. Yo qué sé. 

martes, 25 de junio de 2024

Screaming Trees. All I Know

El día que cumplí veintiséis años Screaming Trees ofrecieron su último concierto en el Memorial Stadium de Seatle. Veinte mil personas abarrotaron el recinto de una banda que tenía grabado un disco para el que no encontraban distribución. Estuvo guardado durante años en el estudio de Stone Gossard. Muchos años después gracias a la insistencia entre otros de Barrett Martin se editó Last Words: The Final Recordings, maravilloso final para la trayectoria de una banda muy infravalorada. No en mi casa donde son adorados y reverenciados. Cuatro años de ese show antes mencionado habían editado justo el día que cumplí veintidós años Dust tal vez su obra maestra aunque en dura competencia con su anterior Sweet Oblivion. La segunda canción que interpretaron en el concierto de Seatle fue All I Know. Desconozco si Mark estaba pensando mientras la cantaba donde estaba el camello más cercano para la siguiente dosis... Historias de ese pelo y mucho más sórdidas se pueden leer en Sing Backwards and Weep su espectacular autobiografía. El año que viene espero seguir con esta matraca...


lunes, 24 de junio de 2024

Bruce Springsteen & E Street Band. Estadi Olimpic Lluis Companys 20/22-06-24

Cuando tras casi tres horas de concierto durante Twist And Shout Bruce Springsteen hace la pantomima esa de preguntar a Little Steven si se quiere ir a casa y luego a Max Weinberg que le responden que no, que nada de eso, que la noche es joven, lo cierto que el que no tiene ni pizca de ganas de pirarse es el menda. Me podría quedar fácil otra hora. No tengo la menor duda. El cabrito te deja con ganas de más. ¿Cómo es posible tras más de ciento ochenta minutos de rock´n roll descargado sin dar tregua? No lo sé pero es una bendita sensación que me acompaña siempre que veo a este tipo y su magnífica banda en directo. Este año he tenido la suerte de asistir a sus dos conciertos de Barcelona acompañado por Unax, entusiasta sin límites de la música de Springsteen y por Grushekcy, Elena y Amaia espectaculares anfitriones sin que nada esto hubiese sido posible. Eternamente agradecido. Lo que pueda escribir aquí se va a quedar corto. 

Jueves 20 de junio

El primer concierto de Springsteen en la capital Condal venía precedido de los tres de Madrid en los que Bruce había vuelto a su sana costumbre de variar considerablemente el setlist, asunto éste de vital importancia para una gira que se presume tiene que ser la última. Springsteen apareció en el escenario del Olimpic el jueves con quince minutos de retraso respecto a la hora prevista. Le percibí más suelto en My Love will not let you down que en la apertura con Lonesome Day. O tal vez sea que me chifla mucho más la primera que la segunda. Cover Me fue la tercera y sonó festiva y desinhibida como todas las canciones del álbum Born in The USA que sonaron los dos días en Barna. Y es que creo que en parte Springsteen ha decidido celebrar los cuarenta años de su disco más vendido en el mejor escenario para esos menesteres: un estadio. El primer día también hicieron acto de presencia Born in the U.S.A (la tengo cruzada, lo reconozco) y Dancing in the Dark que son fijas, más dos sorpresas fantásticas: My Hometown y I´m on fire, perfectamente interpretadas a nivel vocal por Bruce. Emocionante es poco. Creo que ambas fueron momentos top en el conjunto de los dos días. 

No le van a la zaga Darkness of The Edge Of Town, maravillosa de principio a fin, con un Springsteen llevándose a su terreno la parte vocal, incluso con una parte recitada y finalizando el tema con fuerza, desgañitándose. Apabullante. Desde el mítico concierto en San Mames en 2009 no escuchaba en directo Hungry Heart y no me canso de ella. Para mi es una de las que no debería faltar jamás al igual que Promise Land, esta la puedo escuchar en bucle y en directo los dos días lo flipé. En vena. Esa parte de saxo a cargo de Jake Clemmons seguida de la armónica de Springsteen en perfecta complicidad... The River también cayó los dos días, favorita de Unax que la disfrutó de lo lindo en ambas ocasiones. De nuevo muy bien Springsteen con la voz perfecta en estos medios tiempos. La canción en la que más sufrió ambos días, especialmente el primero fue Ghosts con un par de estrofas en las que se nota claramente que no llega.

De las canciones que afortunadamente siempre caen hay algunas que nunca me canso de escuchar: Badlands, Backstreets, Thunder Road y este año añado Because The Night que aunque nunca ha sido de mis favoritas la incluyo porque lo que hace ahí Nils Lofgren es efectivo y espectacular a más no poder. El bloque de los bises apenas varía en esta gira y afortunadamente una de las que nunca falta es Tenth Avenue Freeze-Out. Me encantaría que la alargase más, mucho más. El jueves la sorpresa en este encore final fue que tras Twist And Shout se lanzaron con la siempre efectiva y celebrada Rockin´All Over The World. Perfecto colofón fiestero a la que le sigue la emotiva interpretación de I´ll See You in My Dreams.

Sábado 22 de junio

Se suele comentar que el segundo concierto de Springsteen en una misma ciudad suele ser mejor que el primero. Lo cierto es que Unax y yo estábamos más excitados que el jueves. Esperábamos sorpresas. Bueno Unax más bien milagros: Frankie, Thundercrack, So Young and in love, Jungeland, Rosalita... Quieto parado, muchacho. No flipes. Ja, ja. Ninguna de esas pero otras que nunca había escuchado y que tenía muchas ganas: Atlantic City, favorita de toda la vida. Muy bien en un continuo in crescendo y con todos los matices del mundo. Y de nuevo la interpretación vocal de Springsteen excelsa. 

Antes de ese tema de Nebraska, concretamente la cuarta y la quinta de la noche, prácticamente seguidas sin respiro, Darlington County y Working on the highway. Me encantó la forma de abordarlas. En la primera me recordó al John Fogerty que vi en Ávila, a todo trapo, con una actitud casi punkarra, como diciendo tengo más de setenta pero ahí tienes esto, báilalo. Y en Working on the highway moviendo las caderas al machacón e irresistible ritmo de esa tonada. Ojo que no estoy escribiendo que fueran interpretaciones perfectas pero fueron auténticas, reales, in your face, derrochando actitud y carisma por los cuatro costados. Al igual que Seeds el jueves. (Sabía que esta crónica iba a ser un caos).

En el polo opuesto del rock´n roll grasiento y maravillosamente imperfecto de las antes mencionadas el sábado nos regaló Racing In the Street una joya con excelsos momentos al piano a cargo de Roy Bittan perfectamente secundado al órgano por Charlie Giordano. Mi momento mágico de la noche. Nos mirábamos Unax y yo alucinados. Que belleza de canción. Sin olvidarme de lo acontecido antes, joder porque en la tacada Atlantic City, Reason To Believe, Promise Land y Spirit in the Night levitaba. Cuando escuché los primeros acordes de Reason To Believe pensé en que iba a hacer una versión. No la reconocí  hasta que comenzó a cantarla. Y el desarrollo del tema fue una maravilla. Una de esas canciones en las que te percatas de lo lindo de lo buenos que son estos músicos. Los momentos de Springsteen soplando desatado la armónica mientras Nils Lofgren y Little Steven le cubrían con esas guitarras blues fueron una delicia. No menos que esa forma tan irresistible de comenzar Spirit In The Night dando rienda a su vena soul con la que conecto a las mil maravillas. Benditos esos coros gospel de las coristas. 

A partir de ahí el bloque final fue igual que el del jueves salvo Glory Days en lugar de Rockin´All Over The World. Pero antes de finalizar esta cochambrosa crónica mención especial para la E Street Band hoy en día mucho más amplia en número que la original. Veo a los veteranos en un inusitado estado de forma. Se me agotarían los calificativos con Max Weinberg, qué forma de empujar a la banda hasta el infinito y más allá, Nils Lofgren con ese estilo tan peculiar, brillando con la guitarra y sumándole a eso una mayor participación en escena, a la derecha un siempre tímido Garry Tallent pero vaya musico, varias veces Unax me apuntó, aita fíjate en el bajo, chúpate esa colega....Confieso que me había fijado, lo juro, la primera noche durante Cover Me...De Roy Bittan qué contar, fino estilista y lo de Racing In The Street el sábado me dejo volando. Un apunte final. No fue una vez, ni dos, sino varias que Unax guitarrista en ciernes me señalo las veces que Springsteen había cambiado la forma de hacer el solo de por ejemplo Badlands o Backstreets; comentarios tipo, mira lo hace en esa parte del mástil porque.... Jamás desvelaré esos entresijos... Top Secret. 

domingo, 16 de junio de 2024

Eric

Hacía tiempo que no disfrutaba tanto con una ficción televisiva como lo he hecho con Eric miniserie de Netflix situada en el Nueva York de los ochenta. La vida de un célebre titiritero (Vincent), creador de un exitoso programa televisivo da un giro total cuando su hijo (Edgar) de nueve años desaparece un día al ir al colegio. Vincent se siente culpable porque entre otras cosas el día que sucede no le hace caso a su mujer (Cassie), que le repite varias veces que le acompañe al centro escolar pero mucho más porque sabe que es un padre que deja mucho que desear ya que no trata bien ni a su mujer ni a su hijo. 

Entres los puntos fuertes de la serie esta el elenco actoral encabezado por un excelente Benedict Cumberbatch (Vincent), Abby Hoffman (Cassie) o John Doman (Robert Anderson). Tal vez los rostros más conocidos junto al pequeño pero impactante y maravilloso papel interpretado por Clarke Peters (George). Peters ya se ganó el cielo con su papel de Lester Freamon en The Wire. Los rostros nuevos que no conocía y me han encantado en esta trama son los de McKinley Belcher III (Ledroit) y Erika Soto (Tina) pero en conjunto todos los actores brillan a gran altura. 

Algunas de las críticas que ha recibido la serie hacen referencia a que es demasiado ambiciosa, a que trata demasiados temas no logrando abarcarlos con la profundidad requerida. Lo cierto es que la trama va mucho más allá de la desaparición del niño y mete el bisturí, en mi opinión de forma acertada para el formato miniserie en los problemas que acechaban aquellos años a la ciudad de Nueva York: gentrificación, vagabundos por las calles y los subterráneos, homofobia, corrupción policial, diferencias de clases, racismo.. Nada que no siga vigente y que no tenga que ver con el Capitalismo que lo fagocita todo.  

Entre los grandes aciertos de la serie está la evolución de los personajes desde el protagonista, un Vincent que tendrá que pasar por lo más bajo para darse cuenta de que necesita ayuda, pasando por el inspector Ledroit tal vez el personaje con más aristas y que más juego da según avanza la trama. Otro aspecto fundamental es la recreación de las calles de la Nueva York de esa época tantas veces vistas en diferentes ficciones a lo largo de los años y que el menda no se cansa de ver. En definitiva, Abi Morgan la directora de Eric ha conseguido un producto televisivo de mucha calidad, entretenido y que a la vez da que pensar y mucho en los temas antes mencionados o en las relaciones personales, paterno filiales y de convivencia o en lo importante que es tener empatía. 





sábado, 8 de junio de 2024

Recomendaciones musicales

Si hubiese escrito todos los post que me pasan por la cabeza este cochambroso blog sería igual o incluso peor. Si hubiese sido más constante publicando con cierta periodicidad... Tal vez trabajando duro hubiese podido monetizar. Que no nos engañemos es el objetivo inalcanzable de uno de los componentes más orgullosos del Frente Popular de Judea o el Frente Judaico Popular. Pero como diría Marcellus estoy a mil millones de jodidas millas de eso, ja ja. En fin, este infraser se siente con ganas de salir de esa morrocotuda vagancia me ha asolado en este último mes, bueno en realidad casi siempre, y lo voy a hacer con fuerza con unas cuantas recomendaciones de rabiosa actualidad. Y es que queridos amiguit@s el mundo sigue siendo un lugar muy chusco en el que puedes encontrar música maravillosa. 

Un torrente de discos editados este año está en continua rotación en mi fastuoso aparato de música convenientemente enganchado a la televisión. Llevo una buena temporada sin comprar en formato físico. En la jugosa oferta actual hay de todo. Tal vez me falta algún buen disco de hard rock (acepto encantado recomendaciones) pero echo chispas con material nuevo. Tanto, que cuando algunas veces escucho eso de que ya no se graban buenos discos, la música de ahora no vale nada comparada con tal o cual o yo que sé que tópicos más no puedo evitar levitar mientras tarareo Read Em End Weep. Y me digo lo de siempre, cualquier tiempo pasado fue anterior. 

Sigo descubriendo música a cholón. Hace años mi fuente más fiable y habitual era Popular 1. Sigo comprando la revista y gracias a su excelente sección Generación XXI tengo un buen filón al que recurrir al igual que con Ruta 66 y su sección de críticas pero vivimos en los tiempos de la inmediatez, las redes sociales y por esas vías mi radar se ha extendido mucho más y quedarme sólo con lo que sale en esas publicaciones no sacia mi voraz apetito. De modo que yo qué sé por FB he descubierto unas cuantas golosinas gracias a Alex G (gloria bendita Waxahatchee), hay unos cuantos podcast que son fuente continua de descubrimientos (El Sotano , SanFreebird, Arcadia Negra, Peligrosamente juntos) La chispa ha saltado con un par de temas de Wesley Dean que Eduardo Izquierdo ha puesto en su podcast La Hora Chinaski. Aquí van 17 excelentes canciones pertenecientes a otros tantos discos que merecen mucha la pena. Que no me cuenten milongas. Y me faltan Kara Jackson, The Avett BrothersJesse Dayton, Brittany Howard, Gary Clark Jr, Markus King, Britti, Steve Conte o Joana Serrat.