miércoles, 28 de febrero de 2024

Jesse Malin & The St. Marks Social. Burning The Bowery


I was wasted late last night, a young girl asked me for a light
I felt like I’d been here before when the demon life is a open door
Come on down I’ve been burning with all that’s left inside of me
Comin’ down the generations, haunted by the history

I had a girl who shared my name, she stood like a flower but she fell like rain
Tattooed knuckles that spell “only” four letters couldn’t hold me
Come on down I’ve been burning with all that’s left inside of me
Comin down the generations, haunted by the history

I’m burnin on the Bowery, I’m burnin’ on the Bowery
Right back here where you found me, still burnin’ on the Bowery

My grandfather worked these streets, took my grandma to the Roseland beat
Society of Vinacola, graveyard shift and rock ‘n’ rollers
Come on down I’ve been burning with all that’s left inside of me
Comin’ down the generations, haunted by the history

I’m burnin on the Bowery, I’m burnin’ on the Bowery
Right back here where you found me, still burnin’ on the Bowery

Lonely voices on the phone, say “Hey hey is Artie home?”
I’m gunna call up Jimmy G. Find out what’s gone wrong with me

Indian trails and sidewalk strays, old school hardcore matinees
Ginsberg’s tears and Thunders’ cross, the things we won and the ones we lost

I’m burnin on the Bowery, I’m burnin’ on the Bowery
Right back here where you found me, still burnin’ on the Bowery

I’m burnin on the Bowery, I’m burnin’ on the Bowery
Got something to empower me, still burnin’ on the Bowery


domingo, 25 de febrero de 2024

Cracker forever and ever

¿
Alguna vez has escuchado un disco de una banda o un artista que te apasiona y has entrado en un inevitable bucle repasando toda la discografía de los mencionados? Eso es algo que me sucede a menudo con Cracker. Ayer tenía puesto en casa a todo volumen su debut. Ese flamante vinilo que me regalaron el año pasado y que no ha perdido un ápice de frescura. Estaba sonando This is Cracker Soul y Unax me pregunto quiénes eran. Cracker, le contesté con una enorme sonrisa. Vino el siguiente tema y el otro y me dijo, son todas buenas ja ja. Asi es. No lo he dicho yo lo has dicho tu ja ja. Le chifla Someday. Y a mi ja ja. En fin como me sucede a menudo vino una tarde en la que me puse varios discos de ellos. Forever para empezar y Kerosene Hat para continuar. Escuchas uno y te dices este es el mejor. Escuchas el siguiente y dices, no, es éste. Pero espera que me faltan Gentleman´s blues, The Golden Age, Greenland, Sunrise in The land of Milk and honey o Berkeley To Bakersfield. A fuego.

Fantaseo con que vuelvan a venir. No va a ver precios desorbitados, ni dinámicos, ni hostias en vinagre. Una banda a pleno rendimiento a escasos metros de ti que estarás acompañado de otros cuatrocientos afortunados más. Rock´n roll in your face. Me lo he pasado pipa cuando les he visto y no le harías ascos a una nueva gira aunque sepa que es prácticamente imposible que graben material nuevo tal es el hastío que David Lowery tiene con la industria discográfica. Ni siquiera parece que se planteen acudir a un Crowfunding o algún método similar. No importa su carrera está repleta de temazos, de discos que conviene saborear a tope. Y por supuesto está no va a ser la última entrada que este cochambroso blog va a consagrar a Cracker porque está más que claro, Cracker forever and ever...






miércoles, 21 de febrero de 2024

Israel Nash. Kafe Antzokia 20/02/24

Hace apenas un par de horas que ha finalizado el primer concierto de la gira de Israel Nash por la Península. El Kafe Antzokia ha recibido hoy la contundente y por momentos lisérgica descarga de Nash y su banda perfectamente compenetrada. El nivel ha sido excelso durante todo el bolo llevando su música por múltiples recovecos con un inicio más centrado en temas de su último álbum, el estupendo Ozarker y dando rienda suelta a su veta más atmosférica y floydiana según avanzaba el show. 

A eso de las 20:00 de la tarde de forma puntual tras una pequeña introducción por parte de los fantásticos músicos que secundan a Nash han sonado los primeros acordes de Can´t Stop seguida de Ozarker ambas canciones muestras del mejor pop rock que tan bien sabe hacer Israel Nash. Temas tarareables que se te quedan con una facilidad pasmosa característica clarísima de su último disco. A esa sencillez bien entendida se le han ido sumando las diferentes capas y matices en los que han jugado un papel estelar la banda formada por Eric Swanson (pedal steel, piano, coros y guitarra), Curtis Roush (guitarra y coros) y un baterista espectacular del que desconozco el nombre al igual que el del bajista. En cualquier caso ambos extraordinarios. Debe de ser una gozada para Israel Nash disponer de un combo tan solvente capaz de dar lo que pide a cada tema. 

El concierto ha durado algo más de hora y cuarenta minutos que se me han pasado volando. Ninguna fisura y momentos verdaderamente sublimes. Mis favoritos han sido la emocionante interpretación de Lost in America al principio sólo con Swanson (piano) e Israel Nash (guitarra y voz) al que casi al final del tema se les ha sumado toda la banda encajando cada uno con un estilazo y clase tremendos; unas estratosféricas Shawdoland y Pieces del último álbum y esa Mansions que ha resonado por cada rincón del Antzoki. Israel se ha mostrado comunicativo y ha hablado en más de una ocasión para presentar diferentes canciones de las buenas vibraciones que le producía la sala donde estaba y el personal y se ha conjurado con su banda para dar rienda suelta a toda la música que tienen dentro y el asunto ha fluido de principio a fin. Es una de esas veces en las que he sentido que estaba en el lugar oportuno en el momento adecuado y encima mejor acompañado imposible. Rock´n Soul. 

sábado, 17 de febrero de 2024

El precio de las entradas

Hace unas semanas The Black Crowes anunciaron fechas de su próxima gira europea. La única parada en la península tendrá lugar en el Teatro Romano de Mérida un auditorio con capacidad para unos tres mil espectadores. El precio de las entradas causó cierto revuelo ya que las más baratas eran de 100 euros. Nada comparable a la que se ha montado en redes tras el anuncio de las dos fechas programadas por Pearl Jam en Barcelona en el mes de julio. El asunto adquiere tintes más dramáticos dada la colonia de fans de los de Seatle por estos lares. Más si cabe cuando hace treinta años Pearl Jam planto cara a Tickesmaster porque consideraba excesivo el precio de los gastos de gestión por las entradas. No voy a comentar las cifras de hace treinta años porque nos entraría la risa. 

El asunto del precio de las entradas se ha ido por completo de las manos. Ya hubo una polémica similar con los precios para los shows de Bruce Springsteen el pasado año y lejos de mejorar todo este tinglado va a peor y me temo que va a ir a mucho peor. El Capitalismo lo fagocita todo, absolutamente todo y nadie escapa a sus garras. Los intermediarios se frotan las manos. Reconozco que es algo que me asquea hasta límites insospechados. He caído dos veces pero se acabó. Ni me planteo seguir esa dinámica. Y será por dinero ja ja. Lo que está claro es que todo el mundo en mayor o menor medida cae en el juego... Es el mercado, amigos, decía un asqueroso de uno de los partidos más corruptos de la historia. 

Siempre me han gustado los conciertos en sitios pequeños, gozar de la música cerca y pasármelo en grande. No necesito mucha parafernalia. El Antzoki es el sitio perfecto para mi. En breve Israel Nash. Muchas ganas. Y a veinte euritos. A lo de los Cuervos le vi cierto sentido por ser en el lugar que era, al fin y al cabo los vas a ver de cerca y puede ser una experiencia diferente (aunque sigue siendo muy caro) pero lo de Pearl Jam o Bruce Springsteen es una locura... Y lo más sangrante de todo es que pagas ahora más que nunca cuando los artistas en cuestión  ni de coña están en su prime. Pero a veces se comenten locuras y se cae en la trampa. El autoengaño funciona de maravilla ja ja. De todas formas confieso que a estas alturas no ver a Pearl Jam no me causa ningún trauma. Me jodió mucho más perderme a Allison Russell el año pasado en Madrid, Chris Stapleton el próximo otoño en Dublín o sin ir más lejos a Shawn James que en breve pasará por Zaragoza, Madrid y Barcelona y me es imposible asistir. Allá cada cual con sus movidas ja ja.

domingo, 4 de febrero de 2024

KISS. Shout It Out Loud

Esta confusa y gris mañana de domingo me veo en la imperiosa necesidad de juntar unas letras sobre Kiss. No soy lo que se dice un fanático de la banda, ni mucho menos. Me gustan mucho una veintena de canciones (lo cual no es moco de pavo) pero no situaría a Gene y cía entre mis grupos favoritos ni de coña. Sin embargo me chifla todo lo que les rodea. Siempre leo con atención las crónicas sobres sus shows, sus cruceros y demás chingadas. Me he reído a mandíbula batiente con el artículo firmado por Esteban López Morata en el Popu de Enero. Lo recomiendo encarecidamente. Menudas risas. Un no parar. Un artículo de ese pelaje sólo puede tener cabida en una revista tan sui generis como Popular 1. No me imagino algo así en ninguna publicación hispana. Y es un piropo, lo cual viniendo de este cochambroso blog puede ser hasta perjudicial ja ja. 

El autor de este magnífica crónica nos detalla ese peculiar e inimitable universo que rodea a la banda y lo baña todo con su sentido del humor con el que conecto 100%. Casi me traspapelo leyendo sus encuentros con frikis provenientes de otras latitudes con sospechas de robo incluidas. Muy bueno también el dato de esos fanáticos que organizan sus propias fiestas temáticas de la banda antes del show con barra libre y regalos varios. Me parece un acierto tremendo incluir esos detalles en el artículo. Y luego esta toda la mercadotecnia que rodea a la banda. Asuntos que sólo se les puede ocurrir a mentes tan brillantes como la de Gene SimmonsEn fin, taxis tuneados con los componentes de Kiss, la habitual y aplastante escenografía y lo mejor de todo, el dato que me ha volado la cabeza el bueno de Gene poniendo de su bolsillo un millón de dólares para regalar a los fans reproducciones bañadas en oro del ticket del último show.... Que no te digo que me lo mejores, iguálamelo. 

Otro aspecto que me ha gustado mucho de la crónica es que el autor expone sin cortapisas ni tapujos su opinión desfavorable respecto a ese último show falto de sorpresas en cuanto a set list y con cierto aire de funcionariado... Esas han sido sus palabras ja ja. En cualquier caso una nueva era se abre en el universo Kiss y estoy seguro de que por lo menos en mi caso las risas van a estar garantizadas. Avatares, Inteligencia Artificial, códigos QR... Acérrimos de Kiss, chamacos y chamacas del Universo, abróchense los cinturones una nueva era está a punto de comenzar y hay que afrontarla con los bolsillos llenos....


sábado, 27 de enero de 2024

Medio siglo

Medio siglo. Cinco décadas. Diez lustros. Es mucho tiempo o tal vez no tanto y lo mejor está por llegar. Cincuenta añazos cumplió ayer uno de mis amigos top desde nuestra más tierna infancia. Puedo visualizar perfectamente su primera aparición en mi clase de 5 o tal vez 6 de EGB... No callaba el cabrón. Cuarenta años después sigue igual. Y yo que lo celebro e inevitablemente me acuerdo de una frase que soltaba el personaje de Al Pacino en Carlito´s Way (Atrapado por su pasado), las personas en esencia no cambiamos demasiado sólo que con la edad se van perdiendo fuerzas. No es el caso de mi amigo. Dejo constancia y seguro que la prueba la vamos a tener hoy que seguro que es el que cierra el Txoko...

Además el suertudo celebra su cumpleaños el mismo día que ni más ni menos Paul Newman, Lucinda Williams, Eddie Van Halen o Jesse Malin. Ni que escribir tiene que mi amigo tiene el atractivo de Paul, las neuras de Lucinda, la habilidad a la guitarra de Eddie o casi y el don de la eterna juventud de Jesse. Que sea por muchos años más y lo celebros y lo disfrutemos juntos. Rock on! La selección musical como es habitual en este cochambroso blog exquisita. Dance To The Music, motherfuckers.




sábado, 20 de enero de 2024

Esos seis primeros discos.... Hoy Van Halen

Llevo tiempo dándole vueltas a escribir una entrada sobre esas bandas o artistas que exprimen su talento de forma asombrosa en un corto período de tiempo. Esos combos capaces de poner todo lo que tienen en apenas cinco o seis años. Es algo muy propio de tiempos pasados cuando se editaban mínimo un disco al año cuando no dos e incluso a veces tres y muchas de un nivel superlativo. Tenía varios candidatos para comenzar esta sección (Creedence Clearwater Revival, The Black Crowes, Led Zeppelin (aunque estos eran más de versiones ja ja), Bruce Springsteen E Street Band, Black Sabbath... Todos merecerían encabezar la lista pero no se me ocurre ninguno que me ponga más, cuyo nivel sea más estratosférico que el de Van Halen. Y es que camaradas ahora que empieza Mordor esos seis primeros discos que Van Halen grabaron con David Lee Roth a la voz no tienen parangón. Es una cosa de locos. Exprimir el talento de esa forma en apenas seis años es una cuestión digna de estudio. No se me ocurre una forma mejor de empezar esta nueva sección (¿seré capaz de ser constante?) Ya adelanto que los siguientes serán la Creedence Clearwater Revival sin discusión. Siempre he visto muchos paralelismos entre ambas bandas. Toma esa.

En su día ya expliqué que cuando me sumergí en la discografía de Van Halen a fondo la actualidad en ese momento de la banda es que tenían de cantante a ¡Gary Cherone! Por supuesto yo no me inicié con el disco del coletillas ese sino que mi amigo Rober me pasó de sopetón los seis primeros discos de Van Halen. De modo que mientras en la radio fórmula de entonces sonaba Without You yo estaba descubriendo en la intimidad de mi hogar canciones tan locas como Little DreamerJamie´s Crying, Somebody Get me a Doctor, Women In Love, Everybody Wants Some, Take Your Whisky Home, Dirty Movies, Push Come to Shove, Hang Em High, Secrets, Top Jimmy o Girl Gone Bad.... Y el cuelgue fue total y absoluto. Una de esas obsesiones que me asaltan de vez en cuando y en la que me pierdo. Igualito que ahora con Neal Casal al que por cierto le chiflaban Van Halen con David Lee Roth como explico en el número 377 de Popular 1 publicado en Marzo de 2005. Chúpate esa. 

Antes de publicar su esplendoroso debut Van Halen se patearon clubs, patios traseros y garitos de mala muerte centrifugándose un número sorprendente y variado de canciones, temas de estilos muy diferentes que sin duda forjaron el carácter de la banda. Lo demás venía rodado. Tener en sus filas a uno de los mejores guitarristas de la historia, capaz de correr como el que más y sobre todo de componer unos riffs maravillosos, imaginativos en los que desplegaba todo su talento y arropado por una de las mejores secciones rítmicas de la historia. La guinda al pastel, y era una guinda la mar de sabrosa y absolutamente diferente a cualquier otra banda de hard rock de la época era un cantante que tenía tanto que ver con James Brown, Jackie Wilson, la Motown como con Groucho Marx, Erroll Flynn o Louis Prima. Añádanle a todo esto la mano prodigiosa en la producción de Ted Templeman y del ingeniero Don Landee. Excelsa e importantísima su contribución.  

Van Halen 1978

Imposible imaginar un debut más impactante. Con este álbum VH conocieron la gloria comercial. A los pocos meses de su edición ya habían vendido un millón de copias y hoy en día roza los doce millones tan sólo en Estados Unidos. Más allá de esas locas cifras el contenido musical es de órdago. Ni un tema malo (aspecto común en estos seis primeros discos) y varias tonadas para marcar una época. Aquí esta la icónica Eruption clásico tema que todo guitarrista pajillero que se precie quiere tocar pero lo verdaderamente aplastante son todos los riffs variaditos y jugosos que compone Eddie Van Halen para lucirse con su instrumento pero siempre siempre en beneficio de la canción. 

Van Halen II 1979

Hace más de diez años cuando escribí la entrada sobre este álbum puse que era mi favorito de la banda. Aquel día si. Al siguiente tal vez era otro. Cualquiera de los seis que para eso estoy juntando estas letras a altas horas de la madrugada, copón. Y no vas a leer una verdad más grande en tu vida. La continuación al debut sigue siendo otra maravilla seductora, ardiente, festiva... Puedo imaginarme en una máquina del tiempo y trasladarme yo que sé a 1982 ir a un concierto de estos elementos y que les diese por tocar este disco entero y saldría del recinto volando por los aires. Así de bueno es. 

Women And Children First 1980

Nada cambió en la década de los ochenta para VH. Empezaron tan inspirados y arrolladores como terminaron la de los setenta. Hace una par de años me regalaron esta joya en vinilo. Lo he pinchado a cholón. Otra rodaja inconmensurable con alguno de los temas más rápidos y cañeros (Fools o Romeo Delight) acompañados de gemas acústicas como el inicio de Take Your Whiskey Home, la deliciosa Could this Be Magic? o posiblemente mi tema favorito de la banda, el perfecto compendio de lo VH eran capaces de ofrecer: Every Wants Some!!...



Fair Warning 1981

Del periodo en el que estuvo David Lee Roth en la banda este álbum es el que menos se vendió. Aún así las cifras son más que respetables. Casi triple platino en USA. ¿Tiene esta cuestión algo que ver con la calidad del álbum? Ni de puta coña. Otra jodida maravilla. Desde el principio hasta el final. Y mira que Mean Street es un tema rabioso y perfecto para abrir un disco. La influencia negroide y reggae en Push Come To Shove es algo que sólo les podía funcionar a ellos y eso es porque ahí está el jodido Diamond Dave. Otra de mis favoritas es Sinner´s Swing con un solo de esos clásicos de la época heavy. Tal vez los dos temas más populares del álbum sean Unchained y So this Love?. Exquisitas ambas. Si por lo que sea a alguien le falta a por el ya mismo. 

Diver Down 1982

Hay quien vio falta de imaginación y cierto encorsetamiento en Diver Down. Están chiflados, como una regadera. Sugerentes, fogosas y picantes versiones de Where have all the good times gone!Oh Pretty WomanDancing in the Street  o Big Bad Bill (Is Sweet William Now) (por supuesto idea de David incluirla) y el material propio es tan excitante como el de anteriores discos. Absoluta devoción por temas como Secrets (esto va mucho más allá del hard rock), esa exquisitez llamada Little Guitars o el trallazo de The Full Bug. Puede ser un inicio perfecto para sumergirse en el mundo VH porque lo tiene todo. 

1984

Otro éxito descomunal de ventas. Curioso que surgiesen desavenencias por incluir teclados. Ahí Diamond Dave se equivocó y años después se contradijo incluyéndolos en sus discos, especialmente en Skyscraper. En cualquier caso aquí los teclados suman y mucho y de 1984 solo se me ocurre escribir que temarral tras temarral. Así de sencillo. Prueba a pincharlo ahora mismo. Gloria bendita.