lunes, 19 de julio de 2021

Playlist veraniego... Easy, slowler please

Se acabaron las vacaciones. Espero amarrar otro contrato que me permita disponer de más días, los que me corresponden por contrato más esos jugosos de libre disposición. Mientras a disfrutar de este breve periodo que me queda con horario matutino. Me gustaría estar en la situación del anterior protagonista en mi blog, Mr Izzy Stradlin dueño absoluto de su tiempo gracias a los royalties que cobrará por ser autor de una infinidad de clásicos rockeros. No sé si le envidio más por lo primero que por lo segundo aunque indudablemente ambas cuestiones van unidas. 

Me perdonarán los millones seguidores de este paupérrimo y cochambroso blog pero se está mucho mejor de vacaciones que trabajando. No me cabe la menor duda. Pasear por la playa unos ratos con una buena playlist otros en compañía de los comediantes, hacerlo todo con total tranquilidad sin estar pendiente del reloj, apurar las noches veraniegas escuchando un buen podcast, darle a ese disco clásico que no puedes dejar de escuchar estés donde estés, hartarse a reír con el inimitable The Man en Popular 1, aferrarse a la lectura de un buen libro, intentar... En fin yo ya me entiendo. Ahí va una playlist imbatible que me ha acompañado a diario...

















lunes, 5 de julio de 2021

Izzy Stradlin. Hell Song

Hace una eternidad que no se nada de Izzy Stradlin. Lo último fue un tweet que publicó en el que aclaraba que no estaba en el Not In This Lifetime Tour porque querían pagarle menos que al resto ja ja. Pero no coló. El tipo que ha compuesto más canciones en los Guns N´Roses y le querían ningunear. Ni hablar del peluquín. Siempre me gustó su actitud y su música pero lo cierto es que aunque no lo haya dicho (porque el tipo nunca quiere ser el centro de atención) es un músico retirado. Al parecer compone canciones exclusivamente para él y ni se molesta en grabarlas. Vive de los royalties, tan ricamente. Otro punto para tener toda mi admiración. Es un tipo por el que pagaría un pastizal por verle en una sala pequeña rodeado de sus compinches habituales. Un concierto de un par de horas repasando su jugosa discografía en solitario. Pero no va a ser jaja.

Aunque no esté en el foco y no se hable de él yo siempre le tengo muy presente. Me calzo sus discos cada dos por tres. Compulsivamente. Entran de vicio. Suelen ser cortos y excepto cuando le da por colar algún tema reggae, directos y muy dinámicos. Me sigo pasando pipa escuchándolos. Hoy cuando ha bajado el sol tenía que ir hacer unas compras y he calculado que más o menos tardaría en lo que me escucho el Like A Dog por ejemplo. Y me ha vuelto a saber a gloria. Izzy, always in my team, yeah!!!!  


I wrote this song for you, go to hell
Yeah you know that it's true, I can tell
Aah just when you thought you had got me down
Aah just when I thought things where coming round
Go to hell (go to hell), (go to hell), (go to hell)
Don't wish me well (don't wish me well), (don't wish me well)
I wrote this song for you, go to hell
I customized the words, for myself
Aah just when you thought you had got me down
Aah just when I thought things where coming round
Go to hell (go to hell), (go to hell), (go to hell)
Don't wish me well (don't wish me well), (don't wish me well)
Go to hell (go to hell), (go to hell), (go to hell)
Don't wish me well (don't wish me well), (don't wish me well)
She said
I wrote this song for you, go to hell
It's sentiment is true, you can tell
And now my days are back to being swell
I won't send you no postcard underground
Go to hell (go to hell), (go to hell), (go to hell)
Don't wish me well (don't wish me well), (don't wish me well)
Go to hell (go to hell), (go to hell), (go to hell)
Don't wish me well (don't wish me well), (don't wish me well)

viernes, 25 de junio de 2021

Screaming Trees - Silver Tongue

Tal día como hoy hace veintiún años Screaming Trees ofrecieron su último concierto en el Memorial de Seatle ante 20.000 personas. Tenían un disco a punto pero no encontraban sello para editarlo. Años después Barrett Martin se encargó de producirlo junto a Jack Endino y vio a la luz el imprescindible Last Words: The Final Recordings. También un 25 de junio de 1996 se editó una de mis rodajas favoritas de la historia. Cualquier día es bueno para escuchar Dust y más si tienes la suerte de tener la edición deluxe editada hace cuatro años. Hoy cumple veinticinco años este artefacto supremo con unas cuantas caras b de quitar el hipo. Gloria bendita para  Silver Tongue con Lanegan en plena forma, la inconfundible guitarra de Gary Lee Conner y el perfecto entendimiento entre Van Conner al bajo y la implacable pegada de Barrett Martin a la batería. En vena.  

lunes, 21 de junio de 2021

If Music Got To Free Your Mind

Hoy solsticio de verano se celebra el día europeo de la música. Como la música no tiene fronteras se extendió a nivel mundial. Porque un día sin música es mucho más triste e inconcebible, al menos en mi casa. Un refugio al que acudir siempre cualesquiera que sean las circunstancias. Queridos amig@s cada día tiene su propia banda sonora y ésta se engarza con la del día posterior y así hasta infinitum. Cualquier momento es bueno para escuchar una buena melodía y si encima puede liberar tu mente mucho mejor. Como dice Bill Murray detrás de la música siempre hay buenas historias y ésta suele hacer mejor a las personas.  

Ya lo escribí una vez, el trayecto desde mi casa a por el pan se cubre en lo que Steve Earle se canta I feel alright y Hardcore Troubadour. De Sestao a Portu encaja a la perfección el Van Halen II. Cuando el día esta a punto de llegar a su fin, con ese cielo anaranjado, todo un éxtasis para la vista te calzas el Love And Happiness de Al Green y te quedas tan ancho. Hoy lo primero que he escuchado ha sido el Welcome To Sky Valley de Kyuss y justo cuando ha terminado ha empezado a salir el sol. Me lo he tomado como una señal que me ha llevado irremediablemente a My Morning Song de The Black Crowes. If Music Got To Free Your Mind...






jueves, 17 de junio de 2021

¡A la rica vacuna!

Cerveza, donuts, tratamientos de belleza, entradas para partidos de beisbol y baloncesto, cruceros, becas para estudios, descuentos para los conciertos... ¡A la rica vacuna! E
n pleno proceso de vacunación y para persuadir a la plebe, a aquellos que dudan en varios estados de USA se les ofrecen incentivos de lo más variopintos. La lista es tentadora a más no poder. Incluso los negacionistas caerán en los irresistibles tentáculos de esta singular oferta. Estados Unidos es un país que no deja de sorprenderme. El epítome del capitalismo. Una sociedad llena de extremos en la que puedes encontrar desde lo más vanguardista, progresista y arriesgado hasta lo más cafre, cenizo y conservador. Sin duda me proporciona entretenimiento a mansalva y me gustaría recorrerla de arriba a abajo con paradas largas y duraderas en Seatle, San Francisco, Chicago, New Orleans, Nashville, Memphis, New York, Philadelphia, Boston... ¿Vacunarán también a los turistas? ¿Accederás al sorteo de esos conciertos, cerveza, cruceros y demás? Como dice Bart Simpson: Molaaaaa.

sábado, 12 de junio de 2021

Last One In The World

Cuenta Mark Lanegan en su libro I Am The Wolf: Lyrics and Writings que su mejor amigo en Seatle fue Layne Staley. Ambos compartieron vicios, confidencias y un puñado de brillantes canciones en aquella intrigante ciudad a principios de los noventa. Se les puede escuchar juntos en dos cortes (I´m Above y Long Gone Day) de uno de mis discos favoritos de la historia: Above de Mad Season. Sus caminos se deberían haber cruzado más veces y hablaron de ello pero cada uno entro en una espiral de destrucción de la que Lanegan escapó y en la que Staley se hundió trágica e irremediablemente. Dice Lanegan que cuando sus caminos se separaron escribió una canción para Layne porque intuía que no le volvería a ver. Esa canción es Last One In The World del fantástico Scraps At Midnight y según figura en el programa Mark Lanegan la cantó en el funeral de Layne Staley. Amén. 



viernes, 4 de junio de 2021

Reflexiones pandémicas

En breve se cumplirá año y medio desde que comenzó la pandemia. La situación sigue siendo preocupante y parece quedar mucho camino por recorrer. El personal está más que hastiado, cansado a más no poder. En las últimas semanas las conversaciones que he tenido sobre el tema han girado casi siempre en torno al hastío de llevar mascarilla, a no poder ir a dónde quieras de vacaciones o a lo que nos dejan o no nos dejan hacer. Rara vez me he encontrado con personas que me hablasen de muertos, negocios cerrados o ertes a tutiplén. Alguno ha habido pero prevalece lo primero, eso de que hay de lo mío tan propio de esta sociedad. Los seres humanos nos acostumbramos a las circunstancias por adversas que sean. Supervivencia, supongo. Rara vez empatizamos con los demás. Bueno si, en FB, ahí todo el mundo es megarevolucionario, tiene respuestas para todo y remedios milagrosos. Se cuestiona todo y si te desmarcas un poco eres una oveja más del rebaño.

Por mi parte tengo pocas certezas sobre todo esto. Me pienso mucho las cuestiones y no tengo respuestas fáciles a nada de lo que está sucediendo. Envidio a las personas que lo tienen todo tan claro, tanto de un lado como de otro. Esas personas que te dicen que eres un pringado, que si sigues las recomendaciones estás cayendo en la trampa y te están controlando. Claro, no cabe duda de que ha hecho falta una pandemia para que nos controlen ja ja menos a ellos que ni ahora ni antes porque son más listos que tú. Suelo solventar estas conversaciones dando la razón a todo quisqui aunque sea del signo contrario. Me cansa tanta sabiduría. La chusma lidiamos con nuestras limitaciones, que son muchas y variadas. Beeeeeeeeeeeeeee!!!