domingo, 5 de octubre de 2008

Katherine Whalen´s Jazz Squad

Allá por el 99 perseguí este disco de Katherine Whalen unos cuantos meses. Internet era algo desconocido para mí. Y me fui a mi habitual tienda de discos en Bilbao a comprarlo. En dos ocasiones me sucedió que justo lo acababan de vender. La tercera vez no lo tenían así que lo encargué. Me avisaron de la tienda justo cuando estaba de vacaciones y a mi regreso tres semanas después lo habían vuelto a vender. Bueno lo puedo entender tampoco es cuestión de mosquearse.

Me olvidé por unas semanas. Pero la cabra tira al monte. Así que otro día que fui a Bilbao me pasé por la tienda en cuestión, Power Records y nada más entrar escuché una dulce voz. Era la inconfundible Katherine Whalen con un exquisito acompañamiento jazzistico. Sólo les quedaba la copia que estaba sonando y ya tenía dueño. Yo.

Curiosamente tardé en cogerle el puntillo al disco. A veces sucede eso. Ansias algo con tanta vehemencia y desesperación que una vez que se desvanece el objeto de deseo te quedas como derrengado. Pero la magia comenzó a brotar a las pocas escuchas y hoy en día rara es la semana que no pongo Jazz Squad. Al estilo de las grandes vocalistas de jazz de los 40 y 50, Katherine se acompaña del entonces su marido Jimbo Mathus para mostrarnos cómo interpretar unos cuantos clásicos de ese género con pasión y estilo, mucho estilo. No puedo quedarme con una lista de temas favoritos, los 12 son una invitación a relajarse con la suave voz de Katherine y unos músicos de jazz curtidos en mil batallas.

Hace un par de años cuando estuve en New York una mañana leí en el New York Times una pequeña crónica de un concierto de Katherine Whalen que había tenido lugar en un pequeño club de Manhattan el día anterior. Lamentablemente se nos escapó la oportunidad. Esta vez la casualidad austeriana que me había acompañado para otras cosas del viaje, me abandonó. Hubiese sido un lujazo ver a esta chica con su acompañamiento de jazz en un pequeño club nada más y nada menos que en NYC.

8 comentarios:

ROCKLAND dijo...

No conozco nada de esa mujer pero en el popu siempre la pusieron muy bien. A ver si me descargo el disco en cuestión. Por cierto, esa tienda que comentas de Bilbao no es mitad tienda de discos y mitad vender ropa. Me hizo gracias cuando fui el año pasado a comprar las entradas de Marc Ford para el antxokia.
Saludos

kar dijo...

supongo que para consumidores de música actuales esto que detallas es algo más anacrónicos que los discos de 45 rpm, pero yo recuerdo algo similar con discos como el "Whiskey for the holy ghost".

saludos

Il Cavaliere dijo...

Es un gran disco, fíjate que yo también estuve obsesionado una buena temporada con él pero ahora ya no me dice lo mismo que antes. No sé el motivo pero ha perdido todo su encanto, tal vez sea porque prefiero esos temas en otras versiones con más solera. De todas formas es un disco exquisito.
Rockland: La tienda que comentas va a dejar de tener ropa en breve, todo el rollo outlet va a desaparecer para dejar paso a otra actividad de la que se van a hacer cargo otras personas. Será mitad discos- mitad ?.
Saludos.

paulamule dijo...

Pues vaya como os estáis quedando por el Botxo. Bueno, como por todos los sitios. Da asco. Cada vez es todo más impersonal.Si es que ahora todo se prostituye. Salud.

Jim Garry dijo...

Rockland: Es un disco exquisito. Son standards de jazz grabados por buenos músicos y la voz de Katherine está muy bien. A diferencia de Il Cavaliere este disco me sigue encantando. Ayer mismo lo puse y la magia sigue ahí. Respecto a la tiendas que comentas, antes era solo de música pero desde hace un par de años es mitad música mitad outlett. Pero con los precios que tiene en música lo que me extraña es que siga existiendo esa mitad de música.

Kar: Cierto, en estos tiempos perseguir un disco así no creo que le pase a mucha gente. Whikey for the holy ghost, eso es canela en rama, amigo.

Il Cavaliere: A que te refieres con otras versiones con más solera? Venga, Satán no me seas elitista. No me seas como esos criticos de jazz incapaces de disfrutar con nada que no tenga más de 50 años.

PaulaMule: Pues si, las tiendas de discos son cada vez más un recuerdo. Ni me molesto en ir. Lo compro todo por internet a mejor precio. Echo de menos bucear en las tiendas de discos pero seamos sinceros quedan muy pocas y el panorama es muy deprimente.

Saludos.

Il Cavaliere dijo...

Que no que no, elitista yo?, pero si ya sabes de que peligroso barrio soy. No me jodas hombre. Je je.


Saludos.

ander dijo...

creo que no te he contado que cuando curraba en el insti de getxo ponia musica por la megafonia en los recreos y la salida, y como la censura me impedia poner rock, este era uno de los discos que mas sonaba, culturizando un poco a la chavaleria. gran disco

Jim Garry dijo...

Il Cavaliere: Tienes razón un sujeto como tu es todo menos elitista. Un mafiosillo con clase en todo caso.

Ander: Ese detalle me emociona, muchacho. Poniendo esa música a la chavalería. Pobres desgraciaos con suerte,je, je.

Saludos.