domingo, 25 de mayo de 2008

Junkyard en el Kafe Antzoki de Bilbao

Algunas bandas obtienen la recompensa o al menos una gran satisfacción cuando menos se lo esperan. Junkyard surgieron en plena era sleazy angelina y aunque jamás llegaron las cotas de popularidad de Motley Crue o los Guns and Roses tuvieron cierta repercusión. Su momento se esfumó tan rápido como llegó. Pero estuvieron cerca, muy cerca. El mismisimo Axl Rose lucía orgulloso camisetas de Junkyard.

Casi veinte años despues de que editaran su primer disco, Junkyard realizan una mini gira sólo por España. Su actuación en el Serie Z del 2003 fue calificado por la banda como su mejor concierto. Y a raiz de aquello se deciden a realizar esta minigira. Ayer en Bilbao fueron recibidos con verdadero entusiasmo a lo que la banda respondió con un gran show. Contundentes, serios, sabedores de que esto se parece mucho a una segunda oportunidad.

Pero me quiero detener especialmente en su frontman, David Roach. Un tipo al que la vida le ha dado unas cuantas hostias y que ayer se subió al escenario a cantar con toda su alma unas cuantas grandes canciones. Este tío canta con los hígados y con los riñones. Fisicamente se le ve hecho polvo. En los primeros temas su voz a duras penas llegaba. Tras tres canciones pensé que aquello iba a durar como mucho una hora. Pero Roach se sobrepuso y acabo ofreciendo una actuación auténtica, puro rock´n roll sucio y callejero curtido en mil batallas.

Al terminar el concierto salimos satisfechos y admirados por la entrega de una banda que está cosechando un pequeño pero gran éxito en este gira hispana. A lado del Antzoki hay una iglesia y al salir del show allí vemos en cuclillas a David Roach reventado tras cantar y vivir con toda su alma temas de hace veinte años. David Roach un tipo auténtico y Junkyard una banda viviendo una segunda oportunidad. Me alegro.

2 comentarios:

mr chesnutt dijo...

Definitivamente en Gijón este grupo no dió de si ni la mitad de lo que es capaz, como puedes ver en mi blog. Una lástima que sean capaces de lo mejor y de lo peor, y que haya ido al parecer al único concierto de su gira española donde estaban al 30%.

Möbius el Crononauta dijo...

Como ya he dicho, yo me lo pasé teta. ya tengo ganas de repetir, aunque espero que David se cuide algo la voz para la próxima