sábado, 5 de julio de 2008

The Faces. Five guys walk into a bar...

Si preguntas a cualquier aficionado a la música por su década favorita seguramente te responderá que los setenta. En esa época muchas bandas alcanzaron su plenitud y el rock dominaba los charts. Quizá por eso muchos grupos tuvieron épocas de pajas mentales y onanismo a saco, de mirarse demasiado el ombligo. Me estoy refiriendo a cosas como alargar los temas hasta la saciedad, escenarios esperpénticos, ridículas peticiones en el backstage… Todo muy delirante pero con su encanto.

En este contexto muchos críticos sitúan la aparición del punk como antídoto contra todo eso. Y más concretamente se señala a los Ramones como la banda que lo cambió todo. Pero antes, a principios de los setenta hubo un combo que hacía de la diversión y el hedonismo su filosofía vital. Y lo acompañaban con grandes canciones. Tal vez no tengan ninguna obra maestra, ningún disco tan como un Who´s next o un Exile on Main Street pero en conjunto la discografía de los Faces es una auténtica gozada.

The Faces nacieron de las cenizas de otra banda, The Small Faces. Cuando el gran Steve Marriott dejó a Kenny Jones, Ian McLagan y Ronnie Lane para formar Humble Pie, los pequeños Faces ficharon a un dueto de lujo: Ronnie Wood y Rod Stewart. Ambos habían tocado con Jeff Beck y tenían mucho que ofrecer. The Small Faces pasaron a ser The Faces, otra banda, distinta pero tan buena como los anteriores.

Desde el principio los Faces mostraron un sentido del humor y un espíritu libre que los sitúa en una liga diferente a los demás. Musicalmente tenían mucho que ver con algunos de sus contemporáneos y a veces no escapaban tampoco a los delirios del resto pero por norma general eran directos y poseían a Ronnie Lane un fino compositor que les aportaba un inusual toque folk y que era el verdadero alma de esta gran banda, sin duda una de mis favoritas.

Una buena forma de introducirse y deleitarse con la música de los Faces es la caja Five guys walk into a bar…67 temas que incluyen tomas en directo, versiones e incluso temas de la carrera de Rod Stewart. The Faces tan sólo grabaron cuatro discos de estudio y un directo antes de que el amigo Rod se centrase en su imparable carrera en solitario. Pero esa es otra historia y muy interesante de contar. Para otro día.

7 comentarios:

ander dijo...

esos discos de los faces y los 3 o 4 que gravo rod stewart en la misma epoca son de lo mejorcito que he escuchado yo, el resto de su carrera en solitario, mejor olvidarlo.

ROCKLAND dijo...

Lo primero, felicitarte por tu blog. Te descubro gracias a los comentarios que haces en el mío. He leído gran parte de tu blog y chico parece mentira pero tenemos prácticamente los mismos gustos..increíble !! Da gusto poder leer y compartir cosas y saber que no estás sólo en este aborregado país. Por cierto,incluso hemos coincidido en algun concierto(Marc ford en el Antxokia). Qué sepas que a partir de ahora has ganado uno nuevo lector.
En cuanto a Faces...esta caja es la repera. Rod stewart por aquella época era un puto monstruo.
Keep on rockin'
Saludos

Anónimo dijo...

No he podido disfrutar de la caja en cuestión, pero "A nod as a wink... to a blind horse" y "Long prayer" me parecen dos obras a la altura de los mejores discos de los 70 que se os pasen por la cabeza. La carrera de Rod Stewart en solitario hasta el 77 es perfecta.
CESARPELOPO

Rafa dijo...

Una vez leí que definían a The Faces como la gran banda de rock sin un gran disco. No sé si tan categórica afirmación es cierta. Será cuestión de estudiar su discografía, para comprobarlo.

Saludos desde la Calle del Bourbon,

Rafa

Il Cavaliere dijo...

Ronnie Wood y Rod Stewart eran una pareja explosiva. Despues de ver lo que ha sido el amigo Stewart y lo que es ahora, no sé si sería buena idea que vuelvan tal y como se está diciendo continuamente.
Espero que sigas paseándote por mi blog.

Saludos!.

eric waits dijo...

La caja es atómica desde luego.
No estoy de acuerdo en eso que se dice en otro comentario de que son una gran banda sin un gran disco. ¿Qué son entonces Ooh La La o A nod is as good ...?. Enormes discos de la banda menos pretenciosa de la historia.
Como dice Il Cavaliere, mejor que se queden como estan y no se reúnan. No sea que llegue el bueno de Rod y obligue a la banda a hacer un disco de estándares de Las Vegas.

rubén darío dijo...

Suscribo el comentario de eric waits. Como mínimo los dos discos que mencionas son maravillosos, en especial Ooh La La, uno de mis favoritos entre todos mis favoritos. La caja, por supuesto, es obligatoria para todo amante de esta música que nos hace escribir.

Saludos!!