miércoles, 2 de junio de 2010

The Black Crowes. Three Snakes And One Charm

Mi primo Oscar me contó en una ocasión que estuvo un mes entero escuchando Led Zeppelin. Solo Led Zeppelin. Paladeando su música, sumergiéndose en una discografía apasionante y disfrutando de todo ese manjar sonoro como si fuese la primera vez. La buena música permanece contigo siempre, es poderosa y te da energía. Una de las sensaciones más placenteras es escuchar música sin hacer nada mas, dejarse llevar por los sonidos sin actividad alguna.

Al igual que mi primo paso mis etapas obsesivas pero rara vez lo hago con una sola banda. Lo mío suele ser mas con unos cuantos discos de diferentes músicos. Hay mucha música que esta siempre cerca de mi. En mi mp4 viajan siempre conmigo Cheating at solitaire, I feel alright o Amorica. Y en otras ocasiones me da por redescubrir y dar cancha a uno de esos disco un tanto olvidados en la discografía de una banda pero que a mí siempre me gustaron. Uno de ellos es Three Snakes and One Charm de los Black Crowes. No voy a decir que es mi favorito de los Cuervos pero esta muy alto en mi ranking particular.

Tras el inmenso Amorica, Three Snakes and One Charm es un álbum diferente que aunque de alguna forma sigue la senda del anterior también la rompe con esa inclusión de coros negros en varios temas y con la determinante presencia de la Dirty Dozen Brass Band. Estoy escuchando a menudo este disco y no tiene desperdicio. Lo pongo a buen volumen por la noche con los cascos y descubro diferentes matices: pianos que antes no oía, acústicas, coros extraordinarios, la voz principal de Chris Robinson en muy buen forma, la guitarra de Marc Ford antes de que se emborrachase…

Y unas cuantas canciones excepcionales. De esas que elegiría sin dudar si me consultasen los hermanos Robinson para confeccionar el set list. Como renunciar a temas del calibre de Girl From a Pawnshop con unos aplastantes coros femeninos, a la funky Only Halfway to Everywhere que por cierto recrean muy bien en el dvd en directo Freak ´n ´roll… into the Fog, a la épica Let me Share the ride o las delicias acústicas Bring on, Bring on y How much for your Wings?, la vacilona Blackberry. Vamos que ya estoy tardando en darle al play otra vez.

11 comentarios:

sanfreebird72 dijo...

Pedazo de álbum y Girl From a Pawnshop tremendísima
saludos

Víctor Hugo. dijo...

¿Un mes entero escuchando a Led Zep? Ufff....:) Estos chicos de Black Crowea es que son muy grandes. Tmbn este es de mis discos favoritos de ellos, tiene un sonido más distinto a lo que hacían. Me quedo con los temazos como "Bring On, Bring On" y "How Much For Your Wings". Saludos.

ander dijo...

otro discazo de los cuervos, como TODOS, sin escepcion, sus discos, y que te pasa con marc ford? dejale en paz ya hombre! te he visto besar el suelo por donde pisaba y ahora creo que te ha puesto una orden de alejamiento y todo jajaja

Aitor Fuckin' Perry dijo...

El que no tenga una temporada en la que el mundo gravita en torno a X disco que levante la mano. La verdad es que este disco y 'Lions' son los grandes desconocidos de la carrera de los Crowes, y me incluyo. El 'By Your Side' me gusta mucho y al final salto de 'Amorica' a éste sin pasar por aquí, por costumbre. Ya tengo algo que escuchar esta mañana.

José Fernández dijo...

Como dirían los anglo-cabrones, se pueden dar razones que demuestran que es el mejor disco de los Black Crowes. Por lo menos es mi favorito, muy por encima del 2º y el Lions. Solo me sobran los plagios de Sly & the Family Stone, pero por lo demás el disco más aventurero y mejor resuelto de los Crowes. Y que nadie cite en este post la inicial "Under a Mountain" me parece un sacrilegio. Excomunión!! Excomunión!!

manel dijo...

A mí también me gusta mucho este disco. Una grabación que, curiosamente, nunca se pone en el top de los Cuervos...Un saludo.

Luis dijo...

Como dicen por ahí arriba, éste y "lions" son discos infravalorados de los Crowes, y ambos son tremendos. Saludos

Tornado dijo...

QUE BUENO! Pedazo de disco ,lo tengo en cd y en una edicion especial en vinilo,en singles.Jode rcomo pasa el tiempo .. Otro que hace mil años no escucho ..

Jim Garry dijo...

sanfreebird72: Girl From a Pawnshop, que manjar. Me falta catarla en directo.

Víctor Hugo: Si yo tb digo un mes entero escuchando a Led Zep. Mi primo que esta como una cabra. Las dos que citas son de mis favoritas. Un disco definitivamente a reivindicar una y otra vez.

Ander: Que sabio eres amigo. Eh, que con Marc Ford no me pasa nada, el ex guitarrista de los Cuervos…. Yo no soy de los que va a los conciertos y le lanza improperios tipo Judas o resentido. Un respeto por favor, je, je.

Aitor Fuckin' Perry : Le estoy dedicando otra mañana a este disco y no me canso. Disfruta.

José Fernández : Plagios de Sly & the Family Stone!!!! Donde, citame la cancion, el minuto, je, je. Y coincido contigo la inicial Under a Mountain es tremenda. Excomunión!!!!!

Manel: Si es un disco olvidado hasta para nombrarlo. Porque se suele decir que el By your side y el Lions son los mas flojos, los dos primeros los mejores, el Amorica una gran jam, pero este parece que no exista y es grandisimo.

Luis: De momento los Cuervos para mi no han grabado nada realmente flojo. El que menos me gusta By your side tambien tiene grandes momentos.

Tornado: Edicion especial en vinilo. Eso tiene que sonar de traca.

Salute

samuel aleister dijo...

¿Sabeis lo que me pasó con éste Lp? Se me hizo "pequeño" después de Amorica. Lo escuché un par de veces y simplemente... lo olvidé. Hasta que varios años después, no se como, lo recuperé y comencé a escucharlo todos los días y a todas horas, la verdad es que durante un verano fue mi única banda sonora. Cosas que pasan...

Cesarpelopo dijo...

Para mi es el menos bueno de los Crowes, pero no por ello malo, claro que no. Me gustan todos sus discos, y este no iba a ser menos, y creo que en los últimos tiempos han hecho su "Exile on Main Street" particular, llegué a esa conclusión tras ver "Cabin Fever". Claro que sí, hablo de su "Before the frost... until the freeze" que con el complemento del DVD creo que confeccionan uno de los puntos de inflexión no sólo de su carrera si no del rock & roll.