miércoles, 26 de abril de 2017

Buddy Miller. Written In Chalk

Written In Chalk se ha convertido desde que llegó a mi casa en un disco de referencia. Acudo a él a menudo y siempre que lo pongo lo escucho del tirón con el libreto entre mis manos. Es de esos que hay que tener original si o si. La música es maravillosa y el artwork hace honor a su nombre. El disco me lo grabó un amigo cuando se publicó hace siete años y las primeras escuchas no me impactaron pero le dí tiempo y se ha convertido en un imprescindible en mi hogar, sencillamente uno de los álbums más bellos y especiales que he escuchado en mi vida. 

Written In Chalk se editó en 2009 cinco años después del brillante Universal United House of Prayer. Un lustro entre disco y disco es mucho tiempo pero la espera mereció la pena. Todos las composiciones, excepto tres versiones, llevan la firma de Julie Miller. El primer reconocimiento tiene que ser para ella. El nivel de las canciones es supremo tanto en los temas más lentos como en los más movidos. No importa el tempo, los temas son buenísimos así que Buddy se tuvo que sentir afortunado de ejecutar este material rodeado de algunos de los músicos más precisos que pululan por Nashville como Chris Donohoue al bajo, o John Deaderick al piano y teclados junto a las brillantes aportaciones de Patty Griffin, Larry Campbell al violín o Robert Plant y las hermanas McCray. Un equipo estelar para arropar unas composiciones arrebatadoras. 

El disco se abre con Ellis County con el violín de Larry Campbell y en seguida aparece la espectacular voz de Buddy Miller interpretando una letra emotiva a más no poder...Uno de los puntos fuertes del disco es la labor vocal de Buddy. Un cantante excelso sin necesidad de florituras. Alucino con cómo canta. Espectacular. Me vuelve loco en el tema 6, One Part, Two Part en la que le secundan las hermanas McCray. Cuando las voces de Regina y Ann se unen a la de Buddy es la gloria absoluta. 




Me vuelve loco poner este disco a tope en el equipo de sonido. A máximo volumen. No es que el disco tenga tema cañeros pero tiene poderío, un sonido contundente, inigualable, que alcanza su cima en canciones como Gasoline and Maches, What you gonna do Leroy con Robert Plant interpretando una parte de la canción o en la crujiente Memphis Jane, un tema en el que la guitarra de Buddy Miller echa chispas. Porque además de un excelso  cantante, compositor y productor, Buddy es un guitarrista antológico. Puedo escuchar este tema en bucle. Y como he escrito antes esto tiene fuerza, poderío, tengo siempre la misma sensación eufórica cuando escucho este álbum que lo que siento con The Lonesome Jubile. Todos los instrumentos se aprecian con total intensidad y violínes, mandolinas o acústicas suenan más rockeros que nunca.

El disco tiene varios temas en los que la voz principal es la de Julie Miller. Tal vez un álbum completo de ese pelaje se me haría duro pero aquí sus aportaciones en esa tarea son exquisitas. Y son perfectas cuando se cruzan con otras voces como la de Buddy en Ellis County o Junede Patty Griffin en Don´t Say Goodbyede Regina McCray en Hush, Sorrow. Unos temas emotivos, bellos, algunos con texturas incluso jazz, todas con un toque especial, cortesía de esta encantadora pareja. 

Es complicado enmarcar este álbum en un estilo. Supongo que aparecerá en las estanterías del country pero esa etiqueta se queda corta, muy corta y no es representativa de los que encierra este disco. Uno de los propósitos de escribir en este cochambroso blog es recomendar al que por pura casualidad se pase por aquí discos que me han marcado y este Written In Chalk es una jodida maravilla de principio a fin. Ni quiero ni puedo disimular mi entusiasmo ante semejante artefacto. Ahora mismo suena a todo volumen Memphis Jane a todo volumen, joder, tiemblan las putas ventanas, la guitarra de Buddy echa chispas... No te pierdas esto.


sábado, 22 de abril de 2017

Canciones para el Record Store Day

Me dice un compañero de trabajo que el Record Store Day ha terminado convirtiéndose en un negocio como todas las ideas buenas que funcionan, que de alguna forma se ha pervertido su espíritu inicial. Ni idea. Tal vez o quizá es que mi colega es un poco gruñon. En cualquier caso vamos a celebrarlo como se merece. Aquí en mi ciudad, Bilbao, tan sólo resiste Power Records veterana tienda en la que he invertido mis buenos ahorros para llevarme infinidad de joyas. Compraba en más sitios como Long Play u Oxford pero en Power tenían de todo y te conseguían golosinas que sólo de esa forma podías adquirir. Actualmente no se como siguen porque con Internet... Pero me alegro por ellos. 

He pasado mis buenos ratos rebuscando en sus estanterías mientras escuchaba la selección musical de turno con la que un alto porcentaje solía coincidir. Recuerdo hacerme con la última copia que les quedaba en ese momento y que sonaba en la tienda de Down by the old mainstream de Golden Smog. Lo tengo presente porque llevaba un rato largo en la tienda y estaba flipando. Todas las canciones del disco me parecían a cada cual mejor y finalmente me lo llevé. Barato para todo el rendimiento que le he sacado. Al igual que Goodnight Sun primer disco en solitario de Mike Farris, o la caja de The Faces que me regaló mi hermana o por supuesto y no voy a dejar la oportunidad de nombrarlo de nuevo: DON´T GIVE UP ON ME de Solomon Burke. En fin, Salud! A ver cuántos años más resistimos. 






martes, 11 de abril de 2017

Happy Birthday Jim Lauderdale!!!

Hoy cumple 60 años Jim Lauderdale precisamente el día en el que se anuncia un concierto exclusivo en Barcelona el próximo 14 de mayo a las 19:30. Cuando me he enterado por los colegas de que venía este tipo se me ha acelerado el pulso. He pensado que iba a ser una minigira por varias ciudades pero la cita es sólo en Barna. Sería la leche asistir a este bolo. Tengo unas ganas increíbles de disfrutar de la música de este hombre en directo. En los últimos años he sacado chispas a unos cuantos de sus discos. Ahora mismo estoy con su último London Southern, por cierto otra puta joya a la altura de Black Roses, Patchwork River o Soul Searching. Infalible Lauderdale. El puto amo.


domingo, 9 de abril de 2017

Van Halen I

Bien entrados los noventa en el instituto mi amigo Rober me dejó una tanda de discos histórica. Una semana me obsequió con los seis primeros de Black Sabbath, a la siguiente lo mismo con Alice Cooper y finalmente el sexteto inicial de Van Halen con David Lee Roth al frente. Las tres me fliparon y Van Halen me volaron la cabeza. Vinieron para quedarse y hoy en día es una de las bandas que más escucho. Cualquier días es bueno para hacer sonar su música. Buenas vibraciones por doquier. No viví la era hard rock en su época, aquellos años yo estaba en otras lides pero si la música es buena cualquier momento es el adecuado para descubrirla. 

Es para partirse la caja que cuando yo estaba volando alto con esos seis antológicos discos de Van Halen el cantante de los de Pasadena era Gary Cherone... Urticaria sólo pensarlo. Más de veinte años después mi pasión por este combo lejos de disminuir no ha hecho sino aumentar. Es una pena que el legado de Van Halen con David Lee Roth haya sido tan maltratado sin apenas reediciones, ni material audiovisual, sin sacar provecho de todas esas grabaciones. Todavía albergo la esperanza de que algún día vea la luz una edición de lujo de esas míticas Looney Tunes Merrie Melodies.

Hoy que ha salido el sol el mejor disco para calzarse en mi pequeña caminata matutina es el debut de Van Halen. 35 minutos, más o menos lo que tardo en llegar al curro de pleno subidón matutino cortesía de David Lee Roth y cía. Pocos inicios han sido tan rompedores como esta primera rodaja. Van Halen pusieron el listón altísimo con este disco. Que me aspen si esto no es como un jodido greatest hits. Todas las canciones de escándalo. Las mejores características del combo en cada tema del álbum. Portentosa la versión del You Really Got Me, eclécticas y repletas de matices tanto Ain´t Talkin´Bout Love como Jamie´s Crying. La clase de canciones con enorme potencial comercial que no pierden su encanto escuchadas tropecientas mil veces.



Todo comienza con Runnin´With The Devil una invitación perfecta para entrar en el universo de esta banda. En Eruption Eddie Van Halen se presenta en sociedad: Hola soy Eddie, miren lo que hago, ni lo intenten en sus casas... Atronador. Sin duda es el tema que define su estilo pero la paleta sonora de este tipo es amplia: Eddie podía ser además del tipo más rápido y rompedor con la guitarra el que construía los riffs más solventes y deliciosos del mundo. Suena ahora el comienzo de Feel Your Love Tonight y caigo rendido ante semejante despliegue. Qué puedo escribir sobre Little Dreamer. No hay nada más cool sobre la faz de la tierra. La cover de Ice Cream Man es la canción hecha a medida del gran Diamond Dave

Una constante en todo el disco y extensible a los seis primeros trabajos de Van Halen es la bendita compenetración entre la sección rítmica. Me alucina el sonido de batería de Alex Van Halen y un podio bien alto para el bajo de Michael Anthony y sus vitales y referenciales coros, una marca de la casa ineludible. El culmen de todo esto es ese momento en el minuto 2:49 de I´m The One. Ese es el mejor resumen de lo te ofrecen Van Halen. 



Siempre me llamó la atención que el productor de semejante artefacto fuese Ted Templeman. Un tipo que se convirtió vital en la grabación y en la carrera de Van Halen y del propio Roth en solitario. Era alguien que a priori venía de un lugar muy distinto pero supo sacar chispas al torrencial talento de estos cuatro tipos. Y es que el sonido del álbum es único. No sé cuál era el secreto de Templeman pero con lo llevo al infinito y más alla. Van Halen, uno de los debuts más rompedores de la historia.


viernes, 31 de marzo de 2017

Dylan, Steel Panther y punk blues

Otra mañana entretenida en el laboro. Numerosas novedades discográficas de la más variada índole. El lanzamiento más mediático sin duda el de Bob Dylan. Nuevo disco, triple ni más ni menos. Versiones de temas popularizados por Frank Sinatra. Así con un par. No se conforma el judío de Minnessotta con endosar un disco de ese pelaje, no, mejor tres de una tacada. A ver quién puede más. ¿Le habrán reído esta nueva gracia los dylanitas de este mundo? 

Lo hemos puesto y a la media hora mi compañero me ha espetado: Esto es muy duro... En fin cada día admiro más al jodido Dylan. Hace lo que le sale del nardo. Sin duda puede permitírselo. Ya estuvo de risa lo del Nobel pues ahora con este disco continúa su senda cómica... El despiporre total ha sido cuando hemos curioseado el libreto. Ahí aparece Dylan acompañado de una despampanante morena, ambos lucen un ridículo sombrero y miran a la cámara apoyados en un coche que parece tener las ruedas pinchadas. Momento delirante. Esa foto da para mucho. 

Uno se espera estas cosas del nuevo disco de Steel Panther que ha compartido fecha de lanzamiento. Y si, en efecto, en el libreto de estos comediantes heavy metaleros las fotos están a la altura de las expectativas. Confieso que no me he atrevido a hacer sonar el álbum en la tienda. He sido un cobarde pero seguro que era más digerible que la profanación del cancionero de Sinatra a cargo del bueno de Dylan. Finalmente he optado por una novedad de un grupo del que no tenía ni una referencia. He buscado algo para ver como lo definían: punk blues ponía, pues venga, allá vamos.... Pero ni me acuerdo del nombre.

lunes, 27 de marzo de 2017

Indies, indios y jazz ultrajado

Esta semana ha sido muy divertida en la tienda. A pesar de la escasa afluencia de clientes los que se han acercado han dejado el pabellón muy alto. El viernes por ejemplo, el día que se editaba Zona Temporalmente Autónoma el nuevo disco de Los Planetas, mientras sonaba (como dice Kevin Spacey en la escena final de Seven cuando aparece un perro muerto: Yo no he sido) un cliente habitual me ha soltado una retaila cargada de odio contra el mencionado grupo: que si es una vergüenza, que si deberían estar en la cárcel, que si no se les entiende lo que cantan... Según me soltaba la ristra de improperios me he acordado de los fulminantes epítetos que The Man de cuando en cuando les ha dedicado en las páginas de Popular 1, ya saben aquello de eunucos, grupos a los que les falta pelotas, gente embriagada con el cantante de Love Of Lesbian... Ja, ja, ja. 

He pulsado la opinión sobre Los Planetas de un compañero de trabajo perteneciente al club de fans de Ac/Dc, Guns N´Roses y Metallica... Conocía la respuesta: Esto es una puta mierda. Y en fin, estoy de acuerdo. Solo que yo soy más políticamente correcto y voy a apuntar un huidizo y cobarde cuestión de gustos. El cliente que he mencionado al comienzo me decía que no entendía el éxito de Los Planetas y de muchos grupos indies y sinceramente yo tampoco pero es que no hay nada que entender. Tienen un público muy fiel que les sigue con devoción y unos cuantos medios que les han reído las gracias hasta la saciedad. El disco de marras se está vendiendo de cine y aunque sólo sea porque beneficia al maltrecho negocio que lo siga haciendo. 

Pero el enfado del primer cliente ha quedado a la altura del barro cuando ha venido un fanático del jazz que ha despotricado una y otra vez contra nuestra maltrecha sección del género en cuestión. Su enervamiento ha alcanzado proporciones bíblicas con sentencias a viva voz tipo: No cuidáis el jazz, solo traéis lo comercial para terminar con el habitual quiero hablar con el responsable. En un momento dado he desconectado y en mi cabeza sonaba en bucle mi admirado Hello From Venus. Se la dedicó a ambos.


sábado, 25 de marzo de 2017

Happy Birthday Aretha!

Hoy cumple 75 años Aretha Franklin. Hace unas semanas la Reina del Soul anunció que se iba a retirar paulatinamente de los escenarios y que en septiembre editará un último álbum producido por Stevie Wonder. En los últimos años su actividad ha sido escasa pero como siempre sus apariciones han sido apoteosicas. Cualquier día es mejor si suena la música de esta mujer. Bucear en su discografía es fuente inagotable de placer y sus años en Atlantic están grabados a fuego. Todo quisqui le hace los recados a la gran Aretha. Incomparable e inigualable.