domingo, 14 de octubre de 2018

MIke Farris & The Fortunate Few. Kafe Antzokia 12/10/2018

Comentaba Mike Farris en la entrevista que le hizo Sergio Martos para el Ruta 66 de septiembre que le apetecía simple y llanamente volver a rockear. Y a eso se ha aplicado en la gira que le ha traído por estos lares. Sepultando por completo su faceta gospel y mitigando la cadencia soul se ha entregado a un concepto más crudo en el que han tenido cabida unas cuantas joyas de esa banda inconmensurable que debió reinar en los noventa: The Screamin´Cheetah Wheelies así como un pequeño set homenaje a Tom Petty

De modo que Farris se presentó ayer en un Antzoki prácticamente lleno acompañado por batería, bajo y la guitarra de Phil Shouse que ha tocado con Gene Simmons. Empezó el bolo engrasando poco a poco. Parecía que se estaban conociendo y les costó calentar algo, tres o cuatro temas. Sonaban bien pero parecían contenidos. Luego se desataron. Especialmente Shouse. Tal vez incluso por momentos demasiado, cuando había canciones que requerían otros matices pero eso pueden ser perfectamente delirios míos.

En un momento del concierto Farris nos dijo que iba a rendir tributo a Tom Petty y nombró Echo como uno de sus discos favoritos del rubio de Florida. De ese grandioso álbum se atrevió con Swingin´y Room At the top. Me gustó más como hizo la primera que la segunda que tal vez requería otra tesitura pero bueno Farris la llevó a su terreno y nada que objetar sobre todo por la elección de dos canciones de un disco a reivindicar hasta el fin de los días. También interpretó American girl, esta muy fiel a la original.


Pero sin duda mi momento favorito del show llegó con la parte dedicada a Screamin´Cheetah Wheelies de los que ejecutó además de la habituales Boogie King y Gipsy Lullaby, las para mi inesperadas Magnolia, Father Speaks y Hello From Venus. Y ahí reconozco que me emocioné y todo aún cuando sobre todo en Father Speaks hubo unos pequeños desajustes a la batería que se me olvidaron cuando Farris se dejó la garganta cantando eso de Don´t ever let me down, don´t ever let me down....

Así que ya que a Farris le apetece rockear otra vez y sacar a pasear su repertorio con SCW me preguntó no será posible que estos tipos se reúnan aunque sea para pongamos solamente un concierto a ser posible en el Festival Azkena o si quieren en el Antzoki mismo. Y si tocan entero Magnolia perfecto. Y si lo aderezan con unas cuantas de su debut y otras del tapado, Big Wheel, me frotó las manos como el puto señor Burns. O tal vez prefiera venir con sólo la guitarra y tocar entero Goodnight Sun o quién sabe quizá le apetezca volver al gospel con las hermanas McCrary. En cualquiera de sus vertientes ahí procuraré estar. 


miércoles, 10 de octubre de 2018

Ray Lamontagne. Henry Nearly Killed Me (It's A Shame)

Hoy actúa en el Racio City Music Hall de Nueva York Ray Lamontagne. La música de este sujeto me ha acompañado durante todo el verano. Hace años un colega me regaló su disco Gossip in the grain pero no le presté la atención debida. Más allá del impacto de su single, el arrebatador You´re the best thing abandoné pronto su escucha. En junio le empecé a dar la cancha necesaria y me tiene obnubilado. Tanto que me he hecho también con Till The Sun Turns Back he puesto en la tienda God Willin´& the Creek don´t rise y he escuchado en el tubo Supernova y Ouroboros, encontrando canciones inmensas en todos ellos. Sin que tenga nada que ver pero con algunas similitudes a la hora de plantear las canciones, Lamontagne es un alumno perfecto de Bill Withers aunque él comenta que empezó en la música por el impacto que le causó Stephen Stills. Un tipo que ha venido para quedarse en mi casa. Quién pudiera hoy volar a NY. 

domingo, 7 de octubre de 2018

Dan Penn. Kafe Antzokia 06/10/2018

He de reconocer que iba con cierto temor al concierto de Dan Penn. En primer lugar por comprobar en qué forma estaba el bueno de Dan y en segundo por ver un Antzoki petado en un concierto del que apenas se ha hecho publicidad y en el que para mi sorpresa había una cantidad considerable de guiris. Todo era muy extraño y temía que fuese una trampa de alguna secta davidiana. Afortunadamente no fue así y a pesar de los brasas habituales que no se callan ni debajo del agua disfruté del bolo acorde a mis expectativas. Y estas no eran muy altas en cuanto a duración porque estamos hablando de un tipo de 77 años al que no se le puede exigir más. 

Fue un acierto que se rodeara de una banda tan completa, con sección de viento, cuerda, piano, guitarra, bajo y batería que le dio la cobertura necesaria para que todo sonase bien. Evidentemente a Dan le cuesta llegar a ciertas notas y seguro que ha vivido tiempos mejores pero tenía que comprobar in situ las prestaciones del hombre al que Jerry Wexler calificó como el mejor cantante blanco de soul. Puede que sea una afirmación exagerada pero de lo que estoy seguro es que es uno de los mejores compositores de la historia. La mayoría de las veces en coautoría con Spooner Oldham, otras con Chip Woman, su ristra de clásicos es para perderse en ella un y otra vez. Y de ese descomunal talento se beneficiaron Aretha Franklin, Solomon BurkeJames Carr, Clarence Carter, Sweet Inspirations, Albert King, James & Bobby Purify y un largo etc. 

Casi todas esas maravillosas canciones que otros llevaron a lo más alto fueron interpretadas por su compositor original con mimo y cariño, a veces le costaba más pero casi siempre salía airoso. Mis momentos favoritos llegaron con The Dark End of The Street, You Left The water running, Do Right Woman Do Right Man y el blues con el que se despidió cuyo título no me sé tras ser una y otra vez aclamado ante un público, todo hay que escribirlo, ganado desde el minuto uno. Tras el concierto le pudimos saludar brevemente. Otra leyenda más que pasó por Bilbao como aquel día que vino Steve Cropper, otro del que raramente se habla. Ambos están el lo más alto de la historia de la música soul. 

viernes, 5 de octubre de 2018

Recordando a Bill Withers: Jose James y Mike Farris

Una de esos soulman diferentes cuya historia y sobre todo música merece ser recordada todos los días del año es Bill Withers. Me los descubrió un amigo hace unos cuantos años y sus dos primeros discos son vitales en mi casa. Nunca me canso de ellos y los escucho muchas noches para cerrar el día en cuestión. El otro día llegó a la tienda un disco de Jose James, titulado Lean On Me, un álbum compuesto íntegramente por el cancionero de Withers. No había escuchado nunca a Jose James y ayer puse en la tienda el cd. Suena muy bien, un tributo hecho con mucha clase, respetuoso y sincero. También Farris en su último álbum, Silver & Stone se atreve con una canción de Withers, Hope She´ll be happier. Y escribo el verbo atrever porque el cancionero del bueno de Bill es tan especial que cualquiera no es capaz de cocinarse una versión a la altura de las circunstancias. Tanto James como Farris lo consiguen, y si de esta forma alguien descubre a Bill Withers, que no se lo piense.


domingo, 30 de septiembre de 2018

John Mellencamp. Paper in Fire

La década de los ochenta no tiene muy buena fama en cuanto producción musical. Pesan varios estigmas marcados a fuego. A saber, baterías chuscas, sintetizadores chillones, guitarras apagadas, efectos de sonido indeseable... Y puede que muchos discos que se grabaron en esa época cumplan con todo ello. Pero algunos, muchos, escapan con maestría a esos parámetros. Y todavía los pinchas hoy, y, efectivamente, te vuelan la puta cabeza. Podría poner cientos de ejemplos pero tengo predilección y devoción absoluta por The Lonesome Jubilee de John Mellencamp. Aquel álbum tenía un sonido superlativo. De la producción se encargó el propio Mellencamp junto a Don Gehman que también ejerció de ingeniero de sonido.

Hace años colaboré en una revista musical y uno de los artículos que más me gustó escribir y con el que me vine arriba que no veas fue una pequeña reseña de este grandioso álbum. Y puse algo así como que jamás violines, acordeones, mandolinas o banjos sonaron tan rockeros como en este disco. Y lo sigo pensando. El álbum tenía un claro contenido social pero estaba servido con una música festiva, contagiosa, una seducción instantánea para el que esto escribe. The Lonesome Jubilee se abre con Paper in Fire, un inicio fulgurante que que contó con un vídeo ultracool.


lunes, 24 de septiembre de 2018

Bruce y Julito

Además de compañía discográfica Julio Iglesias y Bruce Springsteen comparten cumpleaños. Ayer el gallego más internacional por encima de Amancio Ortega, cumplió setenta y cinco mientras que el héroe de la clase trabajadora de New Jersey hizo sesenta y nueve. Pero, ¿quién ha vendido más discos? Camaradas, fieles lectores de este cochambroso blog pues quién iba a ser... Julio Iglesias. Me enteré el otro día en el curro. Un compañero de laboro, fanático del Boss se daba de bruces al comprobar el dato pero lo cierto es que el encanto y bronceado latino de Iglesias borra del mapa a los vaqueros ajustados de Springsteen. De calle además.

Voy más allá. Recuerdo hace unos meses que un lector de Popular 1 proponía a The Man gestionarle una entrevista con Enrique Iglesias a lo que el inefable César Martín contestaba que si fuese con Julito todavía... Y puestos a pedir no estaría nada mal. Incluso tendría mucho más jugo una entrevista con Iglesias que con Springsteen. Y LO SABES. Reconozco que si Julio empieza a parlar por esa boca suya y nos cuenta todo a priori iba a ser más divertido que lo que cuenta Bruce. Al menos eso se desprende de Born to Run el volumen de memorias del bueno de Springsteen. Y ahora tengo que despedir este lamentable post con un tema, y el elegido es.... 


viernes, 21 de septiembre de 2018

Nicole Atkins & Dylan Leblanc. Kafe Antzoki Goiko Aretoan 19/09/2019

A priori la sala de arriba del Kafe Antzoki no parece el lugar más adecuado para conciertos pero goza de un excelente sonido y un ambiente intimo y acogedor e incluso ayer sazonado con pinchos para el personal. En ese pequeño escenario había tenido la suerte de gozar de los bolos de Marcus Bonfanti y The Black Halos. Ayer se sumaron a la lista Nicole Atkins y Dylan Leblanc. Iba más por ver a Nicole Atkins cuyo último disco Goodnight Rondha Lee me ha cautivado en las últimas semanas. A Dylan Leblanc le escuché por primera vez en un podcast de Radio 3 (Guitarras para flotar) cuando buscaba información sobre Ray Lamontagne. Esas chulas conexiones musicales que te llevan de un artista a otro.

Nicole Atkins ofreció un corto pero intenso y emocionante concierto. En principio pensaba que venía sola en acústico pero afortunadamente Leblanc le prestó los músicos y la tipa se vino arriba en seguida con una excelente voz. Una de esas personas que parece cantar sin esfuerzo, llegar a todas las notas sobrada, a la que le sale todo de forma natural, fácil. Cayeron unos cuantos temas de su último álbum, yo diría que las cuatro primeras. Y hubo de todo, medios tiempos contenidos, y un par de canciones furiosas con la banda ofreciéndole un soporte perfecto. 

Dylan Leblanc saltó por los aires lo que me esperaba de él. Comenzó como un jodido huracán, en plan Neil Young desatado y en esa tesitura se movió buena parte del concierto. También se abandonó a desarrollos instrumentales más atmosféricos y tranquilos y en las dos vertientes me gustó mucho. Terminó con su tema Cautionary Tale que es uno de los primeros temas que escuché de él.  La banda The Pollies ofreció un soporte sonoro perfecto tanto a Atkins como con Leblanc con batería, guitarra, teclados y cello, ahí es nada. Y se apreciaban todos los instrumentos. Cada vez disfruto más de estos conciertos en las distancias cortas. 

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Gene Simmons. See You Tonite

El talento mercader de Gene Simmons no conoce límites. Me he descojonado vivo leyendo el artículo sobre el inefable líder de Kiss escrito por Esteban López para Popular 1. Cualquier idea para sacar la pasta al personal ya ha sido gestada o va a ser inventada por Simmons. Que nadie tenga ninguna duda. En esta ocasión Simmons se ha sacado de la chistera The Vault, una monumental caja con abundante material de todo tipo para que los fanáticos de Kiss con muchos chines sacien su apetito completista a lo grande. 

El texto firmado por Esteban López encaja a la perfección en el universo Popular 1. El autor que recibió en Madrid una de esas cajas cuenta con hilarante prosa el evento. Me lo he leído mientras me enchufaba el debut en solitario de The Demon. Iba en metro y he tenido varios ataques de risa incontrolable. Simmons está sembrado con sus comentarios sobre el trabajo, Mick Jagger o su incipiente aventura en el negocio de las verduras o la marihuana. Madre mía qué grande es Gene Simmons. Uno de mis judíos favoritos sobre la faz de la tierra.


lunes, 10 de septiembre de 2018

Paul McCartney. Come On to Me

A sus setenta y seis castañas ahí sigue Paul McCartney al pie de cañon. El pasado viernes publicó Egypt Station su decimoctavo disco y en breve iniciará una gira que ojalá pasase por estos lares. La jubilación no parece entrar en sus planes. Y no deja de sorprenderme. Paul podría quedarse en su casa haciendo lo que le salga del nardo sin necesidad de componer nuevos temas y mucho menos salir de gira. Vivir de las rentas como hacen muchos, algunos escandalosamente más jóvenes que él y que estiran la gallina de los huevos de oro hasta límites insospechados. Pero no, el tipo es de esa pasta especial y no parece tener ganas de quedarse en su hogar. Y lo celebro. El pasado viernes también aderezó temas de su último álbum con unos cuantos clásicos imbatibles en la Gran Central Station de Nueva York. Toma esa.

viernes, 7 de septiembre de 2018

De refritos, viejunos y trap a tutiplén

A un compañero del trabajo todo le suena viejuno. A refrito. Me dice que el rock está muerto. Eso ya lo he escuchado y leído antes. Ni sé el tiempo que llevamos con esa cantinela. Desde siempre. Pongo el Find a Light último disco Blackberry Smoke y me dice que es una vulgar copia de Black Crowes, igualito que el High Water I de Magpie Salute. Pincho el de The Sheepdogs y me espeta que nada que no hayan hecho antes Grateful Dead o los Allman Brothers. Cualquier disco de soul actual le suena a burda copia de los totems del pasado. Luego el colega lo flipa con The National, Radiohead y Los Planetas... Nos une nuestra locura por la música negra de los 60 y 70: Sly & Family Stone, Curtis Mayfield, Stevie Wonder o Marvin Gaye. Pinchamos Curtis, Innervisions, Dance to the Music o What´s going on y asunto arreglado. Ese es nuestro punto en común. Sin malos rollos. Todo lo contrario, menudas risas nos echamos lanzándonos puyas el uno al otro sobre nuestras irreconciliables opiniones sobre la música actual. 

Me cuenta el colega que en el hip-hop y en el trap hay mucha vanguardia. Nuevos sonidos y producciones a las que hacer caso. Y tal vez sea así. Pero no escucho temas memorables, canciones redondas. Para eso me pongo el Black Road and Abandoned Motels, God´s Favorite Customer, Hallelujah Anyhow, A Sailor´s Guide To Earth,  Freedom´s Globin (en ese coincidimos) o Healing Tide. Todos los discos que suele poner de artistas actuales de hip-hop que lo están petando (Drake, The Carters o Nicki Minaj) me acaban aburriendo que no veas. Pero como siempre, cuestión de gustos. Otro álbum catapultado por la crítica a lo más alto hace un par de años, A Seat at the Table de Solange, suena en la tienda y se acaba diluyendo cual azucarillo. Si, puede que en cuanto a producción y sonido haya mérito ahí, pero faltan temas para quitar el hipo. Todo se convierte en rutinario. 

Para el colega la biblia musical es la revista Pitchfork. Miro la lista de los mejores discos de 2017 y pienso que habitamos mundos paralelos ja ja. Confieso que encuentro más sintonía en las listas de Mojo, Ruta 66 o Popular 1. sin que tampoco éstas sean ni mucho menos la biblia para mí, pero encuentro más afinidades. Nuevamente para gustos. Uno es más rústico y tanta modernez le abruma. Un viejuno, en definitiva, ja, ja,ja. Viva el trap!! Copón. Ahí va un viejuno en honor de mi colega.


domingo, 2 de septiembre de 2018

sábado, 25 de agosto de 2018

Cracker. Gentleman´s Blues. 20 aniversario

Tal día como hoy hace veinte años se publicó Gentleman´s Blues el cuarto disco de Cracker y el que puso fin a su relación con Virgin Records. Un álbum con todos los ingredientes para triunfar pero que vendió menos de lo esperado. Tal vez por eso la multi les dio puerta. Pero os aseguro que en esta rodaja no hay desperdicio. El mejor disco de Cracker y eso es mucho, el que contiene toda la esencia de la banda, todas sus facetas. Un placer ponerlo a menudo. Llevarlo siempre en el mp4. Me gustaría escribir que se va a reeditar, que van a hacer algo tan chulo como con el Dust de Screaming Trees pero de momento no hay planes al respecto. Ojalá me equivoqué. Si así fuese escribo una tercera entrada sobre esta maravilla encantando. Hoy unos cuantos afortunados podrán deleitarse con la interpretación de esta joya en el Crecent Ballroom de Phoenix, Arizona. Suertudos!!!! Por último recomiendo recomiendo la lectura de este artículo, obra de Krista Norstog Leonard, apasionante escrito sobre Gentleman´s Blues. A gozar!!


This holy circus camp
Aladdin and his lamp
A feverish daydreams and sway de loca
My face in magazines
The lesbian James Dean
I got all I ever wanted
So I don't mind saying
This is how the good life's supposed to be
The good life for you, for me
Well I don't mind saying
This is how the good life's supposed to be
The good life for you, for me
Down miles of empty road
With acolytes in tow
You could be Persephone
A pigeon through the glass
A drunken trapeze act
Well you got all you ever wanted
So I don't mind saying
This is how the good life's supposed to be
The good life for you, for me
Well I don't mind saying
This is how the good life's supposed to be
The good life for you, for me

martes, 21 de agosto de 2018

Solomon Burke & Aretha Franklin. A Change is Gonna Come

Uno de los artículos más interesantes que he leído tras la muerte de Aretha Franklin es el escrito por Warren Zanes para la Rolling Stone. Zanes, autor de la jugosa biografía sobre Tom Petty, tiene una indudable habilidad para juntar letras. Lo comprobé en el volumen sobre el rubio de Florida y me deleito ahora con esta bonita historia de cuando Aretha Franklin se unió a Solomon Burke para interpretar el inmortal clásico A Change Is Gonna Come en un concierto tributo al indiscutible rey del Soul, Sam Cooke. Dos de mis intérpretes favoritos de la historia llevando ese pedazo temas a cotas inalcanzables. 


jueves, 16 de agosto de 2018

Aretha, sing one for me

George Jackson uno de esos compositores e interpretes infravalorados de los años dorados del soul hizo suya una canción firmada por Eugene Williams y John Harris titulada Aretha, sing one for me. Una delicada pieza, emotiva dedicada a la mejor cantante de la historia según una encuesta publicada en la Rolling Stone americana en 2008. En mi casa, la más grande, eso seguro. Ni sé las veces que me he calzado aquel 100 Hits que me pillé por nueve miserables euros lo flipado que estuve hace dos años cuando por fin adquirí Rare & Unreleased Recordings From The Golden Reign of The Queen of Soul. Las noches que me he acostado tan ricamente paladeando Souls Sister: The Classic Aretha Franklin, una colección de su época en Columbia.

Aretha se ha ido. Estaba gravemente enferma desde hace mucho tiempo. Parecía indestructible la tipa. Su música es una de esas cosas que merecen la pena en este confuso mundo. Cualquier día es mejor si oyes su voz. Su legado en Atlantic es inmenso. Espero que las publicaciones rockeras que suelo comprar le dediquen la portada y artículos con enjundia. Ya lo deberían haber hecho en vida no sé por qué esperar al fatal desenlace. Lo contrario sería un ultraje. Y que todos los días suene su música en todos los rincones del planeta.





Van Halen. Feel Your Love Tonight


All right
We're gettin' funny in the back of my car

I'm sorry honey if I took it just a little too far, yes
Ah too, too far
So I, I told the fellas out behind the bar

Told them to tell you honey just how fine you are, yes
Uh yes, you are
You see I'm beggin' you please

(Beggin' you baby, beggin' on my bended knees)
On my knees
Sayin', "I can't wait to feel your love tonight", ooo
See you drivin' up and down my road

I tell you honey you're the prettiest girl I know, yes
Uh, that's for sure
But uh, better use it up before it gets old, no

I tell you honey now you've let your life grow cold, no
Uh no, no, no
I'm a beggin' you

(Beggin' you baby, beggin' on my bended knees)
I'm on my knees
I can't wait to feel your love tonight

(I can't wait to feel your love tonight)
I can't wait to feel your love tonight
(I can't wait, I can't wait)
Well, I been workin' since a ten of nine

I tell you sugar by midnight I'll be flyin'
Flyin' high
Woo! We'll hit the town, we'll have a hell of a time

I'll tell you honey by morning you'll be mine, yes
All mine
You know I'm beggin' you baby

(Beggin' you baby, beggin' on my bended knees)
I'm on my knees
I can't wait to feel your love tonight

(I can't wait to feel your love tonight)
I can't wait, to be your lover tonight
(I can't wait, I can't wait)
I can't wait to feel your love tonight

(I can't wait to feel your love tonight)
I can't wait to feel your lovin' tonight
(I can't wait to feel your love tonight)
I can't wait to be your lover tonight

(I can't wait to feel your love tonight)
I can't wait to feel your love, love, love, love tonight, awh mah
(I can't wait, I can't wait)
I can't wait to feel your love tonight

miércoles, 15 de agosto de 2018

Van Halen. Atomic Punk


I am a victim of the science age, uh
A child of the storm, whoa yes
I can't remember when I was your age
For me, it says no more, no more
Nobody rules these streets at night like me, the atomic punk
Whoa yeah, wow
I am the ruler of these nether worlds
The underground, whoa yes
On every wall and place my fearsome name is heard
Just look around, whoa yes
Nobody rules these streets at night like me, the atomic punk
Ooo, ahhh
I am the ruler of these nether worlds
The underground, oh, oh
On every wall and place my fearsome name is heard
Look around, whoa yeah
Nobody rules these streets at night like me, nobody, ah
The atomic punk
Feel your love tonight
Right
We're gettin' funny in the back of my car
I'm sorry honey if I took you just a little too far, yes
Uh too

martes, 14 de agosto de 2018

Van Halen. Jamie's Cryin


She saw the look in his eyes
And she knew better
He wanted her tonight
And it was now or never
He made her feel so sad
Oh, oh, oh, Jamie's cryin'
Oh, oh, oh, Jamie's cryin'
Now Jamie wouldn't say, "All right"
She knew he'd forget her
And so they said goodnight
And now he's gone forever
She wants to send him a letter
Just to try to make herself feel better
It said, "Give me"
("Give me a call sometime")
But she knows what that'll get her
Oh, oh, oh, Jamie's cryin'
Oh, oh, oh, Jamie's cryin'
Now Jamie's been in love before
And she knows what love is for
It should mean, a little, a little more
Than one-night stands
She wants

Van Halen. I'm The One


We came here to entertain you
Leaving here we aggravate you
Don't you know it means the same to me
Honey I'm the one, the one you love
Come on baby, show your love
Hey, give it to me
I see a glow that fills this room
I see it rolling off of you
And now your message from above
I'm tellin' you
Show, come on and show your love
Show your love, show
Show, show, show your love babe
Ah, yeah, show your, show it
Look at all these little kids
Takin' care of the music biz
Do their business take good care of me
Honey I'm the one, the one you love
Come on baby show your love
Hey, give it to me
I see a glow that fills this room
I see it rolling off of you
And now your message from above
I'm tellin' you
Show show your love babe
Show your love
Show, show, show your love babe
Ah, yeah, show your, show me
Alright
Show your love
Oh, come on and show me
Show your love
Better show, better show your love now
Show me your love
Show your love, yeah

domingo, 12 de agosto de 2018

Van Halen. Eruption / You Really Got Me


Girl, you really got me now 
You got me so I don't know what I'm doin' 
Girl, you really got me now 
You got me so I can't sleep at night 
Girl, you really got me now 
You got me so I don't know where I'm goin', yeah 
Oh Girl, you really got me now 
You got me so I can't sleep at night 
You really got me 
You really got me 
You really got me 
Please, don't ever let me be 
I only wanna be by your side 
Please, don't ever let me be 
I only wanna be by your side 
Girl, you really got me now 
You got me so I don't know what I'm doin', yeah 
Oh yeah, you really got me now 
Got me so I can't sleep at night 
You really got me 
You really got me 
You really got me 
Oh no, no, ah 
Girl, you really got me now 
You got me so I don't know what I'm doin' 
Ah girl, you really got me now 
You got me so I can't sleep at night 
Girl, you really got me now 
You got me so I don't know where I'm goin', yeah 
Oh yeah, you really got me now 
Got me so I can't sleep at night 
You really got me 
You really got me 
You really got me 
Oh Oh Oh

sábado, 11 de agosto de 2018

domingo, 22 de julio de 2018

sábado, 21 de julio de 2018

Bette Smith. Festival Blues Getxo 20/07/2018

La primera vez que supe algo sobre Bette Smith fue por una contestación de The Man en el correo de Popular 1. Era una misiva sobre la muerte de Charles Bradley creo recordar y CM mencionaba en la respuesta Jetlagger como uno de esos discos con gancho que siguen la estela del soul clásico. Poco después me enteré de que lo producía Jimbo Mathus y la ecuación se completaba. El siguiente paso era pedirlo en la tienda y hacerlo sonar. Un álbum directo, potente que entra a la primera con unos cuantos singles irresistibles y con todos los aspectos positivos del género.

Un cliente al que se lo recomendé me comentó hace un par de semanas que Bette Smith venía al Festival de Blues de Getxo. Al lado de casa. Y por diez euros. Y ahí que me he presentado a las 21 horas por tercer año consecutivo. Y me lo he pasado pipa. Bette Smith ha descargado prácticamente al completo su disco Jetlagger y lo ha sazonado con unas cuantas jugosas versiones que además son de mis favoritas de ese maravilloso universo soul.

Con un poco de retraso la banda ha salido a calentar el ambiente con la inicial French Fries y ya me he percatado de que le daban bien al asunto. Han comenzado suave presentado guitarra, bajo, batería, trompeta y saxo y han pegado el acelerón preciso para la imponente puesta en escena de Bette Smith que se ha comido el escenario al ritmo de Shackle & Chain. Nos ha comunicado que viene de Brooklyn y a continuación ha rendido tributo a una de sus cantantes favoritas: Etta James para marcarse un picante Tell Mama. Ha vuelto a su debut con Dirty Hustlin, otra exquisitez servida con pericia por una voz espectacular y arropada con elegancia por la banda que se movía igual de bien en estos temas más sutiles que en los desbocados.


La siguiente diva que ha sido homenajeada ha sido Tina Turner con el tremendo Nutbush City Limits. A la tipa se la ha visto gozarla tanto con el material ajeno como con el propio. Manchild o Jetlagger han sonado tremendas y uno de mis momentos favoritos ha sido con I will feed you con Bette sentada emocionada y dándolo todo. Un par de canciones ha abandonado el escenario para tomar un poco de aire y cuando volvía lo hacía con todo el ardor posible. Las versiones de I found love (Maria Mckee) y Do Your Thing (Isaac Hayes) han dado paso al tema que da título al álbum. Aunque no venga en el set list también se ha cascado una muy buena The Thrill is gone de B.B.King. Después me ha parecido entenderla que presentaba Sinner una canción del que va a ser su segundo disco de nuevo producido por Jimbo Mathus y se ha despedido por todo lo alto con Livin For the City de Stevie Wonder en una centelleante apropiación de tan mítico tema. A dormir con sonrisa millonario.






martes, 17 de julio de 2018

The War and Treaty. Down To The River

No pasa mucho tiempo sin que busque noticias del gran Buddy Miller y hace unos días leí que iba a ser el productor de Michael Tanya TrotterNi idea de quiénes eran estos dos. Me informo y descubro que son el dueto The War and Treaty.   Comencé a seguir su rastro por el tubo y lo que encontré me puso los dientes largos. El próximo 10 de agosto se publicará su debut Healing Tide producido por Buddy Miller y esa es mi conexión definitiva con este artefacto.  Tengo unas ganas enormes de escuchar el resultado. Mientras, sacio la espera con los temas de su Ep Down To The River, aquí va el que le da título pero podría haber escogido cualquiera de la otras seis que conforma el EP porque todas me parecen igual de buenas. Una gozada. 

jueves, 12 de julio de 2018

Steve Earle y Little Steven

Leo con placer y envidia para que nos vamos a engañar reseñas de los conciertos que en fechas recientes han ofrecido cerca de estos lares Steve Earle y Little Steven. Mi outlaw favorito lo ha hecho en el marco del Huercasa Country Festival en Riaza y Little Steven en las Noches del Botánico en Madrid. A ambas citas me hubiese encantado acudir. Pero es complicado cuadrar fechas, logística  y demás. Espero que haya más oportunidades de ver a estos colosos. 

En el caso de Earle he tenido la fortuna de verle tres veces y por lo que leo en la crónica de Manel Celeiro y Edu Izquierdo en el Ruta 66 el tipo sigue igual que siempre, cabreado con el mundo, especialmente con el técnico de sonido y derrochando mala hostia. Puede que Steve haya perdido algo de fuerza pero su carácter indomable sigue ahí y la ristra de clásicos que lleva a sus espaldas es de traca. En mi casa sigue siendo grande. Además los actuales The Dukes suenan perfectos.


Y qué puedo escribir de Little Steven. A este no he tenido la suerte de verle y ya me jode que se me haya escapado en un año un par de veces porque lo que el bueno de Steven Van Zant ofrece esta hecho a mi medida: sudorosas celebraciones de rock´n and soul con todos los ingredientes básicos que me chiflan, guitarras, piano, coristas y potente sección de viento. Y con el aliciente de poder escuchar en directo los temas de su adictivo Soulfire. Además leo una entusiasta reseña de Luis Lapuente con una guinda apoteósica ya que subió a compartir escenario con la banda nada más y nada menos que Michael Monroe que se cascó una contundente versión de Dead Jail or RnR. Por la gloria de Solomon Burke, la hostia bendita....


miércoles, 4 de julio de 2018

Anthrax. The Sound Of White Noise

El pasado mayo se cumplieron 25 años de la edición de The Sound Of White Noise el álbum más exitoso en la carrera de Anthrax (disco de oro en USA, 511.284 copias vendidas). El inicio de la andadura de John Bush en el combo neoyorkino no pudo ser mejor. Muchas cosas cambiaron con la entrada del cantante de Armored Saint. El sonido anterior fue mejorado y de alguna forma modernizado. Desconozco si Charlie Benante y Scott Ian ya tenían en mente este viraje, se produjo por la llegada de Bush o la contribución del productor Dave Jerden fue clave. Tal vez un poco de las tres. Lo cierto es que The Sound Of White Noise es un pelotazo que no ha perdido ni un ápice de vigencia y que fue el mayor éxito de Anthrax propulsado por los singles Only y Black Lodge

Dave Jerden había trabajado con Jane´s Addiction en Nothing´s shocking, Red Hot Chilli Peppers en Mother´s Milk, Alice in Chains en Sap y Dirt o en el disco homónimo de Social Distortion. Un bagaje más que interesante y a todas luces ecléctico. Parecía un tipo versátil con la visión adecuada para pasar a Anthrax a otro nivel. Y si las canciones no fallaban y doy fe de que no el asunto podía funcionar y lo hizo, de forma descomunal, añado. A ver quién puede resistirse a esa tromba que se nos viene encima con Potters Field. Una apertura que ya muestra por donde va ir el sonido, una muralla sónica imponente con las guitarras de Scott Ian y Dan Spitz entrelazándose a la perfección, Frank Bello y Benante conformando una sección rítmica aplastante y versátil y un John Bush pletórico a la voz con las ocasionales réplicas cafres de Scott Ian y los coros enriquecedores de Frank Bello. Un equipo ganador. 



Only es la clase de single que todo trabajo necesita, el empujoncito necesario para alcanzar un puesto alto en los charts. Una canción perfecta según James Hettfield de Metallica y esto de acuerdo con el. Igualito que Black Lodge un corte experimental, el tema más pausado del álbum coescrito con Angelo Badalamenti de Twin Peaks, una canción hipnótica con unas guitarras que nunca habían sonado así en sus discos anteriores y una interpretación vocal de John Bush magnética, sobrecogedora. Pero es que este disco no sólo vive de esos arrebatadores singles. 

Ahí están esas inmaculadas Room For One More, Hy Pro Glo e Invisible, tres temazos plagados de riffs penetrantes, baterías imposibles o sólo posibles si el que le zumba es el bendito Charlie Benante y un trabajo vocal de John Bush cargado de matices, nada de ir todo el rato al mismo registro, a piñon, dándole la vuelta a cada canción con decisión. Una puta maravilla. Y no exagero sin escribo que en mi casa tanto este disco como los otros tres de estudio que grabaron con Bush (Stomp 442, Volume 8 y We´ve Come For You All) juegan en la misma liga que el Black Album de Metallica, Powertrip de Monster Magnet o America´s Volume Dealer de Corrosion of Comformity o Badmotorfinger de Soundgarden.





lunes, 25 de junio de 2018

Screaming Trees. Dust Expanded Editition

Tal día como hoy hace veintidós años se publicó Dust de Screaming Trees. Y lo escribo de nuevo: una banda que se despide con su mejor trabajo. Porca miseria. Cuatro años después también un 25 de junio ofrecen un último concierto en el Memorial Stadium de Seatle antes 20.000 espectadores. Por el camino se dejan un álbum guardado en los estudios de Stone Gossard, otro pedazo de disco, perfecta continuación de Dust que no verá la luz hasta 2011. La suerte siempre esquiva con esta banda. Pero afortunadamente un pequeño sello inglés tuvo la visión de recuperar esa obra de arte y añadirle un jugoso cd de material extra.

Me enteré de la existencia de este artefacto porque a finales del pasado año un cliente me preguntó a ver si lo teníamos en la tienda. Ni puta idea de su existencia. En aquel momento ni siquiera estaba disponible de importación. Y no me preguntéis por qué. No tiene ningún puto sentido. Por supuesto ese mismo día en cuanto fui a casa lo busqué en la red y lo localicé rápido. Y más veloz di al click. Días después me contestó el proveedor de que no lo tenían disponible, me devolvían la pasta y decían que estaba fuera de stock. Caguen todo. Afortunadamente poco después lo encontré por otra tienda y cayó en mi poder para la Navidad. Y desde entonces le he sacado un jugo que no veas.

Hay varios tipos de reediciones. Las que más abundan son aquellas en las que te inundan con tomas alternativas de la misma canción, en acústico, sin los arreglos de viento, con una turuta.... En fin suele haber mucha paja, para que nos vamos a engañar. Las buenas reediciones son aquellas que traen caras B tan buenas como las A que se publicaron en el álbum en cuestión. Y éstas no abundan. El punto fuerte de este Dust Expanded Edition es que recopila unas cuantas caras atómicas, de pellizcarte de lo buenas que son: Paperback Bible, Watchpocket Blues, Wasted Time y Silver Tongue. Madre del amor hermoso... La misma sensación eufórica que sentí cuando escuché por primera vez Breath y State and Love and Trust de Pearl Jam, canciones que se quedaron fuera del Ten.




Ya sólo con esos cuatro temas que encima no los había escuchado, este segundo disco valdría la pena pero es que además me deleito con la apabullante versión de Darkness, Darnkness de The Youngbloods, la emblemática Working Class Hero de John Lennon, esa extraña y oscura Morning Dew que popularizaron Grateful Dead y esa pieza pesada y atormentada titulada Freedom del grupo australiano Buffalo A todo este material le acompañan unas cuantas canciones en directo que siempre es un placer escuchar: Butterfly, Dollar Bill, Caught Between y The Secret Kind.

El contenido musical viene acompañado por un libreto en el que Matt Reynolds escribe un interesante texto sobre sus impresiones trabajando al lado de la banda en la gira de 1996 por el Reino Unido y recoge opiniones tan certeras como las de Peter Buck de REM que cataloga Dust como un álbum de gospel rock, las siempre atinadas aportaciones de Barrett Martin o esa afirmación de Mark Lanegan que abre el texto: "I´m not saying we´re the best fucking band ever. I´m just saying we are in the top 10". Más arriba, amigo, más, por lo menos en mi casa.