jueves, 21 de febrero de 2013

Aretha Franklin. 100 Hits


Hace unos años la edición norteamericana de la Rolling Stone publicó la relación de los mejores cantantes de la historia. Creo recordar que la lista estaba confeccionada por los propios músicos, productores y gente de la industria. La ganadora fue Aretha Franklin. Independientemente del puesto que hubiese ocupado lo cierto es que cuando escuchas a Aretha te das cuenta de que esta mujer ha nacido para cantar. Su voz es espectacular y fluye de una forma poco corriente. Arrasa con todo a su paso y se adapta a múltiples tesituras y géneros.

En las pasadas navidades me hice por nueve euros con un pequeño tesoro. Un recopilatorio de Aretha Franklin con 100 temas de sus años en Atlantic. No se pueden despachar los años que Aretha estuvo en Atlantic con un recopilatorio doble porque sencillamente lo que grabó en ese sello en el periodo 1967-76 merece la pena. Así lo estoy comprobando y gozando desde que aterrizó en mi casa este álbum con nada más y nada menos que cinco cds. Un sonido perfecto y un contenido arrollador. El libreto no es gran cosa, tan solo se indica el año y los compositores del tema en cuestión pero a ver qué quiero por nueve pavos. ¿Que venga Aretha a mi casa? No estaría nada mal.

Como tantas otras figuras de la música negra Aretha se fogueo en el Gospel, la génesis de todo. Fue descubierta por John Hammond quién siempre creyó que cuando estuvo en Columbia no le sacaron todo el partido posible a su enorme potencial. No hay que desdeñar esa etapa en el mencionado sello pero lo que grabó luego en Atlantic es la esencia del soul con pinceladas de otros estilos pero sobre todo propulsando su potencial gospel hasta límites no explorados. Jerry Wexler acertó de pleno orientando la carrera de Aretha Franklin y llevándosela a grabar a Muscle Shoals. Fue concienzudo y supo sacar lo mejor de esta chica. Y estoy seguro que lo tuvo fácil porque la voz de Aretha era tremenda y porque Wexler amaba la música, siempre estaba escuchando música. Un productor muy implicado.

Además de cantar como pocas personas lo pueden hacer en este mundo, Aretha compuso unas cuantas canciones: Ain´t nobody (gonna turn me around), Think, Rock Steady, Call Me o Spirit in the dark son todo un acierto, tremendos temas convertidos en oro puro en la voz de Aretha. Además esta chica estuvo siempre muy bien rodeada. No tengo los créditos pero supongo que los coros femeninos eran de The Sweet Inspirations. En cualquier caso de quién sean. Un diez para ellas. Son una parte esencial en todas las canciones. Es mucho más que acompañar a Aretha. Había increíbles voces ahí también que casaban y jugaban con la de Aretha a la perfección. Qué apuntar de los músicos. Adoro el sonido de Atlantic en aquella época. Las secciones de viento, la sección rítmica, todo sobrepasaba la excelencia. Es imposible hacerlo mejor. Como muestra este Hello Sunshine que me tiene loco. Uno de esos temas que reúne todos los ingredientes que me alucinan en esta música. Comienza con una sección de viento que marca el territorio. Aparece la inigualable voz de Aretha al que le dan la réplica unos coros estratosféricos. Eso es el comienzo. Hacia el minuto y treinta segundos se desata el poderío total de todo este tinglado y de ahí hasta el final. De este pelo hay muchos temas. Decenas.


Aretha también se nutrió de compositores de muy diferentes estilos para llevar a su terreno canciones de todo tipo. Tenía cierto miedo y respeto por escuchar algunos temas que otros cantantes ya habían elevado a las alturas. Más teniendo en cuenta que son canciones muy conocidas y es difícil ser original o aportar un plus al tema en cuestión. Pero la tipa se las apaña con cualquier cosa y además de su voz consigue, gracias a unos arreglos diferentes que alucines con revisiones de temas como Good times, A change is gonna come, You send me y Bring it on home to me (las cuatro de Sam Cooke), arrasa con temas hechos a su medida como Son of a preacher man, I say a little prayer (este tema lo puedo escuchar cientos de veces seguidas) o Spanish Harlem. Por nombrar las más conocidas. Pero es que rascas un poco y muchos temas que desconocía y me saben a gloria: Hello Sunshine, You´re a sweet sweet man, Ramblin´, So long, See Saw, Share you love with me… La lista es inmensa. No es exagerado escribir que merecen la pena las cien canciones aquí contenidas.

De cien temas como mucho conocía la mitad. Así que hoy llevo estos dos meses en una nube escuchando el inmenso legado de esta mujer. Entrar en contacto por primera vez con más de cincuenta canciones de esta tipa es una sensación indescriptible. Y encima descubro una asociación imbatible con otro elemento de cuidado: Curtis Mayfield. En el quinto cd vienen cinco temas del álbum que este tipo le produjo con canciones compuestas por el propio Mayfield: Rock with me, Something he can feel, Sparkle, Hooked on your love y Look into your heart. Definitivamente el mundo es mucho mejor cuando escuchas la incomparable voz de Aretha Franklin.



2 comentarios:

Diego Serrano dijo...

My friend ya estan pasando por mis manos ese tesoro que tienes

Jim Garry dijo...

Diegoooooooooooo!!!!: A sacarle jugo a esos cinco cds, lo vas a flipar.

Sex, love and rock´n soul