viernes, 12 de agosto de 2016

The Allman Brothers Band. Hittin´ the note

Es casi seguro que Hittin´the note que se publicó en 2003 sea el testamento sonoro de The Allman Brothers Band. Tras su edición la banda continuo con su actividad en directo pero no hay planes de que graben de nuevo. Y no se me ocurre un finiquito mejor, ciertamente insuperable. Un álbum al que el paso de los años ha hecho enorme, situándose muy alto en la discografía de la mítica hermandad sureña. De hecho no palidece para nada al lado de los discos del periodos clásico. 

La unión de talento no siempre da buen resultado. Aquí, sin embargo, la música fluye de forma armoniosa y al jefe Gregg Allman le secundan dos escuderos de lujo, tanto Warren Haynes como Derek Trucks son fundamentales y en este álbum brillan de forma especial. En el caso de Haynes me parece que tanto este disco como el mítico The Deep End de Gov´t Mule es con diferencia lo mejor que ha grabado en su prolífica carrera. Derek tiene un recorrido espectacular con Tedeschi Trucks Band

Hittin´the Note se va hasta los 75 minutos sin altibajos y con momentos realmente bellos. Canciones que se han convertido en clásicos de la banda por derecho propio como la increíble Desdemona, una de esas canciones que aglutina todas las virtudes de la banda de Atlanta. Una gozada en la que perderse una y otra vez. Sorprendente el nivel que alcanzan las composiciones de unos tipos que cuando editaron esto ya llevaban más de treinta años en el tinglado. Haynes es el compositor principal ya que exceptuando las versiones de Woman Across the river (Booker T Jones) y Heart of stone (Jagger/Richards) todas las canciones llevan su firma. Y el tipo va sobrado.


Los debutantes en la hermandad Oteil Burbridge (bajo) y Derek Trucks (slide guitar) tuvieron que flipar ante tamaño repertorio. Es decir, imagina que eres un músico joven y tienes la oportunidad de unirte a Allman Brothers, lo más seguro es que vueles alto en directo interpretando todos esos clásicos asombrosos que resisten tan bien el paso del tiempo pero que encima tengas la fortuna de grabar nuevos temas a la altura de la leyenda como Firing Line, Old Before my time, Maydell o Instrumental Illness que no tiene nada que envidiar a In Memory of Elizabeth Reed.... El final con Old Friend con Haynes y Trucks, mano a mano con las guitarras es un momento mágico en la historia de esta banda y curiosamente no hay ningún Allman original ahí... Joder, es tremendo. Un epitafio perfecto. Mejor dejarlo así, imposible mejorarlo. 


2 comentarios:

Addison de Witt dijo...

Estoy de acuerdo, inmejorable fin de fiesta a una discografía imponente,de todas formas me parece su mejor disco en años, desde los setenta, una maravilla.Que joven era Derek,lo sigue siendo....
Saludos.

Félix González dijo...

Deberían haberlo firmado como Allman&Haynes, pero sí, un buen colofón