viernes, 9 de mayo de 2014

Michael Monroe. Sala Sonora 08-05-14

Todavía con el zumbido en los oídos y la voz un poco ronca pero con la sonrisa de millonario como dice mi primo Oscar. Hace un par de horas escasas que ha terminado el concierto de Michael Monroe en la Sala Sonora de Erandio. Y qué puedo escribir.... Me lo he pasado pipa. Ochenta y cinco minutos intensos en muy buena compañía presenciando una celebración de rock´n roll. Michael Monroe tiene una banda formidable y un repertorio para tocar tres horas seguidas. Pero cuando en el escenario se realiza tal despliegue la duración pasa a un segundo plano. Y hora y veinticinco minutos con Monroe y cía vale mucho.

Antes del concierto hablamos con un viejo colega que trabaja de técnico de sonido en la sala y nos informa que se habían vendido unas 140 entradas. Me esperaba mucha más afluencia pero eso no ha frenado a Michael Monroe y sus compinches que han comenzado a todo trapo con el tema que da título a su último y cada día más excitante Horn and Halos. De hecho Monroe confía tanto en su material reciente que han sonado muchos temas de este disco. Que recuerde: Ballad of the Lover Lower East Side, Eighteen Angels, Saturday Night Special (esta en los bises), Stained Glass Heart, Child of the Revolution, Soul Surrender y seguro que se me olvida alguna. De hecho mi colega Rober que no conocía ni un tema de este álbum me ha comentado que el concierto le ha gustado mucho y que todas esas canciones que no controlaba no han desentonado con el resto del repertorio.


Del también estupendo Sensory Overdrive han caído Trick of the Wrist, 78, Modern Day Miracle... Tampoco podía faltar las referencias a Hanoi Rocks con un tema que no controlo pero que me ha flipado, con una parte de saxo chulísima, y como no dos pelotazos de Demolition 23: Nothing´s alright y Hammersmith Palais. Michael Monroe es todo un espectáculo. El escenario se le queda pequeño y es como un pequeño demonio salvaje que al cantar parece bipolar, lo mismo se pone tierno que violento. Ha sido una gozada poderle ver en directo. Tenía unas ganas de la leche y mis expectativas se han cumplido. Además la banda es un lujo. Steve Conte, Sammi Yaffa, Karl Rockfist y Rich Jones son afortunados de estar en la banda de Michael Monroe pero éste seguro que también sabe la suerte que tiene de contar con ellos. Comentábamos al finalizar que este concierto es el típico que tenía que haber sido un sábado por la noche, no tener que madrugar al día siguiente y cantar a pleno pulmón eso de: Do you want to hear the story of my life, got no reason to go home tonight.....









6 comentarios:

21st Century Schizoid Man dijo...

Excelente crónica, sin duda; y hace bien en tocar canciones de sus trabajos más recientes -tiene una carrera más que solvente, aunque a algunos parece que se les olvide-;pero siempre me quedaré con Hanoi Rocks. Aun así, me ha encantado la crónica: breve, concisa y yendo al meollo. Sensacional. Un abrazo y perdón por no pasar tanto; andamos mi compañera y yo liados.

Jim Garry dijo...

21st Century Schizoid Man: Lo pasé como un enano con Michael Monroe y su banda. Yo prefiero su material en solitario y Demolition 23 que Hanoi Rocks, aunque a estos les controlo menos. Sobre lo de pasarse por aquí, a tu bola, faltaría mas!!!!!!!

Sex, love and rock´n soul

Manu dijo...

Aquí en BCN también ofreció un concierto espectacular, y me quedo con los temazos de Demolition 23 un disco que debería estar en los altares del Rock & roll.


Saludos

Jim Garry dijo...

Manu: Amen a lo que escribes sb Demolition . Es una putada que discos así estén solo disponibles en ediciones japonesas ultracaras. Eso se debería reeditar ya!!!!!

Sex, love and rock´n soul

Bounty Hunter dijo...

Hace poco máss de un año que me hice con el disco de Demolition 23 en Discog.
Por esa mísma época en Ebay también vendían un par de ellos.
Edición original de Music for Nations en jewel case. No mas de 30€ con los gastos d'envio.
Hay que ir rastreando cada cierto tiempo. Nunca se sabe cuando puede aparecer otra copia.
Sobre los shows de Michael and Co, una pasada. Mucha energía, entrega y pasión.
Para mi el setlist fué casi perfecto. No me habría importado que lo alargaran un pelín más.
Una pena que ya queden pocos músicos como Mr Monroe. Un cruce entre Iggy y Diamond Dave.
Ahora me pondré con Hanoi!!!

Jim Garry dijo...

Bounty Hunter: Volveré a chequear a ver si encuentro a un precio razonable el de Demolition 23.
Respecto al concierto coincidimos, repertorio casi perfecto, entrega y una banda de lujo. Me gusta eso que escribes de un cruce entre Iggy y Diamond Dave porque pensé exactamente lo mismo, ja,ja

Sex, love and rock´n soul