miércoles, 20 de junio de 2012

North Mississippi Allstars. Electric Blue Watermelon


Conocedores de la mejor tradición blues, soulera y rockera vía paterna, crecidos en una tierra con sabor e inspirados a más no poder los hermanos Dickinson pusieron en marcha North Mississippi Allstars allá por el 2000 con unas cuantas cosas claras. La más importante: dejarse llevar por la música que amaban y tocar instrumentos de verdad nada de tecnología punta ni gilipolleces modernas. Una apuesta anclada en la tradición pero servida con desparpajo, con sello propio. Además a diferencia de algunas bandas de los setenta que saqueaban sin rubor a los clásicos y luego firmaban los temas como propios NMA no tienen reparos en surtirse de material ajeno y darle un centrifugado curioso, eso si acreditando a sus creadores para que no haya juicios después.


Su primera incursión el mundillo discográfico fue Shake hands with shorty. Un álbum que ponía el listón muy alto y que afortunadamente lograrían superar en 2005 con el tremendo Electric Blue Watermelon donde alcanzaron la excelencia. En este disco también se nutren de algunos temas ajenos empezando con la energética Mississippi Boll Weevil de Charley Patton y sumándole dos convincentes canciones de Otha Turner, Bounce Ball y Hurry Up Sunrise donde la estelar aparición de Lucinda Williams hace que cuando canta esta chica dejes ipso facto lo que estás haciendo. También la letra de Teasin´ Brown era de la longeva Otha Turner a la que dedican el disco.  En este tema la música es de Luther y Duwayne Burnside. La aportación ajena se completa con la hipnótica Deep Blue Sea de Odetta Gordon y la tradicional Bang Bang Lulu.



No se queda atrás la artillería propia de los hermanos Dickinson y de Chris Chew. Buenas noticias desde el norte del Mississippi. Luther (guitarra y voz), Cody (batería) y Chris (bajo) se zambullen en la tradición y tienen el toque para aportar cosas nuevas. Los temas originales no solo están a la altura de las versiones. Dan un plus. Como en esa tremenda No Mo donde Chris Chew incrusta un rapeo que encaja a la perfección y Luther nos canta eso de America is bloody, the white man was wrong. La jugada de los fragmentos hip  hop se repite con resultados igual de brillantes en Stompin´ my foot.



Moonshine es una de las canciones más sensuales que he escuchado en mi vida, pura pasión, Mean oL Wind Die Down se rebela como una contagiosa canción, vitalista a más no poder con unos coros que te invitan a la fiesta y con la guitarra de Luther llevándote por donde quiere. Horseshoe es otra delicia. Un inicio de blues acústico, espectacular cuando se suman los coros y para rematar la faena la Dirty Dozen Brass Band, unos excelente músicos de New Orleans. Electric Blue Watermelon es un clásico de nuestro tiempo y los North Mississippi Allstars una banda con un recorrido más que brillante. A seguirles la pista siempre.








5 comentarios:

Addison de Witt dijo...

Que buena entrada de este gran disco y gran banda, que en formato dúo se salieron el sábado en el ARF a pesar de lo pronto que fue el bolo.
Este disco junto a su debút y el último Keys to the kingdom es lo mejor de su discografía.
Gran reivindicación.
Saludos.

ander dijo...

hemos vuelto a disfrutar de estos hermanos como enanos, es que ver a luther tocar en directo es la puta gloria bendita, yo alucino, se os volvio a echar de menos, otra vez sera.
rock on!

Anónimo dijo...

Buen disco de los NMA, como toda su discografía, no entiendo como hicieron un concierto tan corto en el Azkena, no se les sacó todo el partido que se les podia sacar, por horario y por la duración.
Me acuerdo del concierto en la sala Apolo, en BCN, de los mejores que he visto.

Alberto

Kepa dijo...

Para mí su mejor disco y el que me enganchó del todo al grupo hasta convertirlo en uno de mis favoritos actualmente.

Jim Garry dijo...

Addison de Witt: El ultimo lo estoy escuchando ahora mismo y todavía no le he sacado jugo pero promete. Estoy de acuerdo en que el primero y Electric Blue Watermelon son los mejores y me falta hacerme con el segundo.

Ander: Ya te digo que ver tocar a Luther es la rehostia. Cuando les vimos en el Antzoki al completo con Chris Chew al bajo, lo flipamos. A ver si vuelven en formato trío. Pero si lo hacen en dúo tambien habrá que estar.

Alberto: En los festivales la duración suele estar determinada y casi nadie puede escapar a la dictadura de los horarios. Cuando les vi en el Antzoki hace unos años, lo flipe

Kepa: Tambien me enganche con este y con un directo en el que aparece en los invitados Chris Robinson

Sex, love and rock´n soul