viernes, 22 de octubre de 2010

The Black Crowes. The Southern Harmony and Musical Companion

Morir de éxito. Es una frase que he leído y escuchado a menudo. Ahí arriba en las alturas, rodeado de buitres, malas compañías con amigos que no conocías. Cuando vienen bien dadas pululan las palmaditas en la espalda, los abrazos y los besos. Salen entusiastas de debajo de las piedras. Del mismísimo infierno.

A un primer disco de un descomunal éxito de crítica y público le sigue una extensa espera. Algunos músicos sucumben a la presión. Se quedan paralizados o intentan calcar lo expuesto anteriormente con resultados catastróficos. Se dejan llevar. Otros están hechos de otra pasta. Dejan que la música fluya. Ésta ocupa un lugar fundamental en sus vidas y pronto lo va a hacer en la tuya.

Los hermanos Robinson pertenecen a esa clase de músicos. Shake your Money Maker fue una presentación mas que lustrosa en este mundo. Estaba claro que les gustaban los Stones y los Faces, entre otras muchas bandas. Las huellas estaban bien marcadas. Aquel disco tenía inmensas canciones que enganchan rápido. The Southern Harmony And Musical Companion es otra cosa.

Hay un premio que se otorga en la NBA al jugador que mas ha progresado de una temporada a otra. Pues eso. En este álbum The Black Crowes amplían su paleta sonora y la adornan con canciones imponentes. Todo lo apuntado en su primer disco es mejorado y pulverizado. Tanto que Shake parece un juego de niños a su lado.

Sting me y Remedy fueron y siguen siendo dos singles perfectos. Dos canciones por las que no pasan los años. Con Thorn in my pride cualquier definición se queda corta. Un inicio pausado, sutil, sugerente hasta que llega Chris y suelta eso de Wake me when the day breaks, show me how the sun shines, tell me about your heartaches, who could be so unkind? Una de mis canciones favoritas de todos los tiempos. Imposible describir la emoción que sentí a escucharle en directo en el festival Azkena de hace un par de años.

Bad luck blue eyes goodbye es más clásica, más deudora de otras bandas pero igualmente buena. En Sometimes Salvation Chris se desgañita cantando eso de I´ve kept secret your superstitons, and all its twisted wisdon that i fell into. Una interpretación vocal de las que se te quedan grabadas. Una armónica guía Hotel Illness hacia la gloria. Tiene cierto poso meláncolico que la hace irresistible.

Una de las contribuciones fundamentales del disco son los coros de Barbara and Taj según rezan los créditos. Todas las canciones se benefician de sus poderosas voces y bordan las secuencias pregunta respuesta con Chris Robinson. Son fundamentales en Black moon creeping y No Speak no slave donde las llevan al límite y música celestial en My morning son, monumental canción que nos da la clave. Concretamente en el minuto 03:07 el torrente sonoro se detiene con clase y elegancia. Estas en sus manos joder!!!! En el 03:33 Chris te lo deja bien claro: If music got to free your mind, just let it go cause you never know, you never know…mientras los coros femeninos le acompañan dándole la razón. Ni se las veces que he escuchado esto a tope en el equipo de musica con las luces apagadas.

Podría ser un final inmejorable pero no, la clase magistral termina con una inesperada versión de Marley, Time will tell. Un final repleto de sabiduría. Una perfecta armonía en la que perderse. Dilo bien alto otra vez: THE SOUTHERN HARMONY AND MUSICAL COMPANION.

14 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Tambien disfrute como un enano en el Azkena con los Crowes.Los hermanos Robinson are touched by glory!
un abrazo

El rey lagarto dijo...

Mucha razón, cuantisimos grupos nunca han sabido ponerse a al altura de su disco debut.

Este es mi disco preferido de los cuervos, lo tiene todo.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Otro que se apunta al carro. Mi favorito. Bueno, los cinco primeros son insuperables, y los siguientes son cojonudos. Uno de mis traumas de por vida va a ser no haberles visto en el Azkena. Más que evolucionar o mejorar lo que hacen es "más" de todo. Es como el primero pero a con "más" en todo, tú ya me entiendes. Lo dicho, clásicos, tan básicos como sus mentores.

jaytowerr dijo...

También es mi disco favorito de los Crowes,y My Morning Song es mi canción.

Diciembre del 92,la extinta y mítica sala Canciller abarrotada.Algún día tendré que escribir sobre esto,aunque mi memoria ya flaquea.

Un saludo

Simu dijo...

También es mi favorito de los Crowes aunque los quiero todos por igual del mismo modo que querré a mis hijos (espero, glups!)

Saludos!!

ROCK´N ROLL OUTLAW dijo...

Dices bien, The southern... es otra cosa con respecto a Shake your money, y casi te diría que Amorica llega un poco más lejos todavía, aunque The southern ha quedado como los Crowes en su estado más clásico, es y será su disco de cabecera.

¡Un saludo!

Cesarpelopo dijo...

Su mejor álbum, todo en él es perfecto como comentas. ¿El mejor disco de los 90? No lo sé, pero seguro que está entre los 5-10 mejores. Rezuma clasicismo realmente inigualable, desde su portada, hasta el último sonido de "Time will tell".

Mansion On The Hill. dijo...

Discazo. Mi favorito de la banda. Por ahí tengo el vinilo desgastado que me compré aquel año.

Su primera cara A es memorable. Quizas lo igualaron con Amorica, pero cuando pienso en los cuervos negros, pienso en este disco.

ander dijo...

una obra maestra, uno de los... nosecuantos mejores discos de rock de la historia, algun dia les contaremos a tus hijos las veces que les vimos y desde cuando conservamos esos discazos y alucinaran, o se las traera floja, una de dos...º

manel dijo...

MI disco favorito de los Cuervos. Entre lo mejor de los noventa sin ninguna duda. Pura magia de la última gran banda americana. Ojalá nos deleiten con más y mejor música tras el periodo de descanso que se toman. Saludos.

jipi dijo...

Muy de acuerdo, desde su primer disco hay un salto, no demasiado grande pero si bien dirigido hacia lo genial, los discos siguientes no son tanto una evolución como una exploración en diferentes direcciones.

De lo que no estoy muy seguro es de que su primer disco cosechara tanto éxito, ni si quiera a la persona que me dejó su primer disco le gustaban. Por otra parte nadie sabía donde meterlos y aquí llegaron como teloneros de grupos heavy. Yo sobre todo recuerdo lo estafados que se sentían mis amigos Metallicanos y Gunsandroseros.

Max Estrella dijo...

Hacía mucho (demasiado) que no lo escuchaba, y aquí está sonando detrás mío mientras escribo moviendo los hombros "Can you sting meeeee?"
¡Gracias!

Anónimo dijo...

After application the hair is simply dried, either naturally
or using a drier. s Therapy Treatment line, which is a lightweight
replenishing treatment that protects and maintains hair condition.
Both brands are popular in known hair salons and
spas.

my weblog :: hair products

Anónimo dijo...

Can add to the beauty of the landscape when
used correctly. Wear disposable gloves to keep from directly touching feces.
Sure, you had your occasional exception that stupidly borrowed from the local loan shark, but most learned to live on less.


Feel free to surf to my page: mulching