martes, 21 de septiembre de 2010

Thin Lizzy. Jailbreak

Hace unos años vinieron a tocar a la sala Jam de Bergara Thin Lizzy. Fui uno de los que no asistió a aquel concierto. Y no porque fuese uno de esos seguidores de los irlandeses que piensa que el asunto no tiene sentido sin Phil Lynott, sino porque en aquella época Thin Lizzy no formaban parte de mi banda sonora. No conectaba con ellos. Y no era porque no lo hubiese intentado la mayoría de las veces con el Live and Dangerous un directo mítico, de esos infalibles a priori. Pero nada.

Mi amigo Ander si fue al concierto. Y recuerdo que en aquellas fechas también fue el de los Stones en San Mames, show del que salimos bastante decepcionados los dos. Ander siempre me recuerda que Thin Lizzy le volaron la cabeza y los Stones cumplieron sin mas. Meses después de sendos conciertos un colega del curro me pasó varios cds de Thin Lizzy y poco a poco se fueron instalándose en mi reproductor para quedarse.

El primer disco que me llamó la atención de Thin Lizzy fue Jailbreak que a día de hoy sigue siendo mi favorito. La canción por la que caí rendido Running Back. Un tema irresistible cantando con esa forma tan peculiar por Phil Lynott. Adoro esa canción la pongo dos, tres veces seguidas las que hagan falta. Pero el disco es muchos más que esa bendita canción. Son otras ocho de nivel similar. 39 minutos de música celestial. Un disco sin relleno.

Aunque a Thin Lizzy en las tiendas donde he trabajado siempre se les colocaba en el estante heavy no me encajan demasiado ahí. No tengo nada en contra de ese género, de hecho hay unas cuantas bandas de ese estilo imprescindibles en mi dieta musical pero creo que Thin Lizzy tienen poco que ver con Iron Maiden por ejemplo. En cualquier caso más allá de las etiquetas sigo flipando con canciones como Angel from the coast, Romeo and the lonely girl o Warriors. Por no mencionar las míticas The boys are back in town y Cowboy song de la que Anthrax grabaron con John Bush una más que digna versión.

En este disco hay dos aspectos que me llaman poderosamente la atención: la voz de Lynott, poderosa y contundente a la par que meláncolica y sugerente. Interpretaba con emoción. A mi por lo menos me transmite como pocos cantantes independientemente de detalles técnicos. El otro aspecto es el espectacular duelo de guitarras de Scott Gorham y Brian Robertson. Me flipa el sonido que le sacan a sus hachas aquí. Cuando lo escuchas dices quiero tocar la guitarra. En fin, que nunca es tarde para descubrir a bandas de este calibre solo me falta que hagan una girilla y pueda ir a verlos.

11 comentarios:

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Tienes que pillarte la primera edicion en vinilo, con la portada troquelada y el comic!!!
una gozada!
un abrazo

Mansion On The Hill. dijo...

Mira que he estado veces en Dublin pero nunca fuí mas allá del Whisky In The Jar.

Apunto gustoso tu recomendacion.

Aitor Fuckin' Perry dijo...

Bueno, es normal que no fueses a ver a Thin Lizzy 2.0, sobre todo si entonces todavía no te molaban. A mí tampoco me pareció algo demasiado espectacular al principio pero al final caí rendido, y la pareja Gorham-Robertson en aquellos años era la leche. Y estoy como tú con el tema de las etiquetas. Recuerdo un día en mi cuarto con mis discos que le pregunté a mi tío si le gustaban Thin Lizzy y me dijo que eran muy heavies para él. Nunca entenderé porqué ellos son heavy metal y, no sé, Deep Purple es hard rock.

manel dijo...

Enormes. Un banda insustituible y muy personal. melódica y potente a la vez. es evidente que los Thin Lizzy de ahora no tienen nada que ver con los de la época dorada. Lynott es insustitiuble pero lo ahcen más que bien. Me alegra que entres en el universo Lizzy!! Saludos.

jaytowerr dijo...

Bueno,es mi disco favorito de los Lizzy lo que me encuento en tu blog en mi vuelta.
Creo que a ti especialmente te gustará leer mi primera entrada en 6 meses.

Nos vemos por aquí.Un abrazo

juanama dijo...

en los 80's tuvieron un sonido más heavy.

saludos.

ander dijo...

bueno, no te voy a contar lo que pienso de este disco y de los thin lizzy, creo que ya lo sabes, una de las bandas mas grandes y para mi, y para idoia tambien, mas especiales, cuando les vi en la jam lo dieron todo en el escenario, con un gran respeto hacia lynott, no fue la tipica banda que se junta para intentar exprimir a la vaca, estuvieron geniales. He oido que vienen por aqui en enero, si no lo cancelan como han hecho antes, alli estaremos, fijo.

Jim Garry dijo...

4 strongs winds and 7 seas: Gracias por la recomendacion. No estoy en mi major momento financiero, je, je. Pero la apunto.

Mansion On The Hill: A mi al principio no me entraron pero hoy en dia son imprescidibles en mi dieta musical.

Aitor Fuckin' Perry: Je, je,buena observación eso de no entender porque Thin Lizzy son heavy y Deep Purple hard rock. Las etiquetas a veces ayudan pero otras son un lastre, sin duda.

manel : lo has definido a la perfeccion son una banda muy personal, melódica y potente a la vez. Perfecto.

jaytowerr : Y menudo sitio de donde has venido y lo que has visto!!!!

Juanma: Reconozco que su etapa 80 la tengo menos trillada.

Ander: Excelente, que diría el sr Burns. Si vienen esta vez tengo que ir sin duda. The boys are bakc in town…

Sex, love and rock&roll

Möbius el Crononauta dijo...

Con Thin Lizzy empecé con ese disco, es mi favorito, y es la reostia de bueno. Que lo llamen metal o como quieran... como bien dices, la voz de Lynott nos seguirá transmitiendo tantas cosas que poco importará.

Saludos

rocks dijo...

Este Jailbreak son palabras mayores!!

Cesarpelopo dijo...

Maravillosa banda, y desde luego creo que este es su mejor disco. Yo si quiero verlos aunque sea sin Phil, los clásicos son muchos y creop que los interpretan con un amor unico