miércoles, 11 de marzo de 2009

Paul Auster. Brooklyn Follies

Mi primer contacto con la obra de Paul Auster fue Mr Vertigo. Tuve suficiente con leer la contraportada para lanzarme a la novela, tal era la forma en que se describía el argumento … Y no es que me gustase, me encanto. De esos libros que no puedes dejar de leer, que sueñas con el, piensas en el en muchos momentos…

Lo siguiente fue hacerme con todos y cada uno de los libros de este autor neoyorkino. Un no parar. Un goce absoluto. La invención de la soledad, La Trilogía de Nueva York, El país de las últimas cosas y la que es para mí su trilogía perfecta: El palacio de la luna, Leviatán y La música del azar. Y por supuesto Smoke, película codirigida junto a Wayne Wang. Esto fue hace casi tres lustros. Suena poderoso.

El caso es que la obra de Auster empezó a ser muy conocida en España, tanto que llegó a un status de semiestrella del rock. Alguien que como algunos de sus compatriotas (Woody Allen, Elliott Murphy, Lou Reed…) gozaba de más predicamento en Europa que en su lugar de origen, los Estados Unidos. Y claro llegó un momento en que hubo una saturación sobre su persona y obra y cierto deja vu se apoderó de su escritura… Tombuctú, La noche del oráculo y El libro de las ilusiones aun teniendo grandes momentos estaban lejos de su mejor obra.

Pero llegó Brooklyn Follies (2006) y ahí me reconcilié con este autor. Se ha convertido en mi novela favorita de este hombre. Y lo ha hecho de forma inesperada. A estas alturas no esperaba gran cosa pero creo que el autor aún escribiendo de los temas de siempre lo hace de una forma distinta, más relajada, es que como si se hubiese aflojado el corsé, como si hubiese dejado atrás la pesada carga de tener que ser otra vez Auster… Aquí todo fluye de una forma admirable, vitalista, despreocupada… Los personajes te caen simpáticos y te identificas con ellos y lo haces porque esta una novela es un canto a la vida, a la esperanza en medio del caos, a los momentos en que saboreas con todas tus fuerzas la existencia, al poder de las historias….

7 comentarios:

paulamule dijo...

Es cierto que hubo un momento en que nos lo metieron hasta en la sopa pero a mí este hombre no me cansa nada. No tengo todos sus libro pero desde luego los que he leído no me han defraudado. Y además, es tan guapo...
Salud.

Anónimo dijo...

Hace un par de años viajé a N.York. 9 días inolvidables. ¿adivinas qué libro me iba leyendo mientras hacía esos interminables trayectos en metro? La trilogía de N.York, claro. Me sentía como un protagonista más de los relatos de la novela. Hubo varias ocasiones en que el protagonista y yo estábamos exactamente en el mismo punto de la ciudad. Recomiendo a todo el mundo que vaya a N.York que no se olvide la novela del amigo Auster. Es una experiencia lisérgica

Luis

Flanagan dijo...

No he ledio toda su obra, pero como a tí, me atrapó su estilo narrativo desde la primera novela que leí. En mi caso fue "El libro de las ilusiones", con la que no puedo estar de acuerdo contigo, a mi me parece de lo mejor. Puede que uno tenga idelizada esas primeras obras que le atrapan de un artista. Después he ido confeccionando mi particular biblioteca austeriana, gracias también a regalos de amigos, de mi novia, etc y espero seguir acumulando libros en las estanterías hasta que la complete.

Lo gracioso de su caso es que muchos de los voceras que lo emcumbraron y que provocaron esa saturación, han sido los primeros en bajarse del carro cuando Auster ha mostrado signos de agotamiento ("Viajes por el scriptorium" es bastante floja), lo cual me hace pensar que lo alababan más por una moda. De todos modos su obra está por encima de esas gilipolleces, al alcance del que la quiera disfrutar. No iba a seguir produciendo obras maestras hasta los 100 años, por Dios.

Jim Garry dijo...

PaulaMule: A mi tampoco me cansa creo es un tipo con una facilidad pasmosa para tejer historias.

Luis: Experiencia curiosa la que relatas cuando viaje a NY me lleve Brooklyn Follies pero no pude visitar Brooklyn, queda pendiente para la siguiente. Gracias por tu comentario.

Flanagan: Tb creo como tu que los mismos que encumbraron a Auster luego lo pusieron poco menos a que a parir. Respecto a El libro de las ilusiones si que recuerdo que me encanto la primera parte del libro pero luego me decepciono un poco.

eric waits dijo...

Sin haberme leido ni la mitad de la mitad de su obra, soy un asco de lector, tengo que reconocer que tanto Leviatán como La trilogía de NY me encantaron en su día. Llevo tiempo pensando en comprar Brooklyn Follies ...

Jim Garry dijo...

Eric Waits: No te lo sigas pensando leete Brooklyn Follies, a mi me encanto...

Saludos.

rubén darío dijo...

Mi proceso con Auster es muy parecido al tuyo, Jim. La trilogía y Leviatán están en la cumbre. Y sí, Brooklyn Follies es otra gran maravilla. El universo Auster en su esencia, donde cada pequeña historia es más hermosa que la historia completa. Gran novela.

Un saludo.