lunes, 25 de agosto de 2008

EEUU 118 España 107, un monumento al basket

Ayer se acabaron las vacaciones de verano. Otro año tal vez habría estado el domingo entero maldiciendome, revolcandome en mi tristeza por la vuelta al trabajo y perdiendo el día. Pero este ha sido distinto. Había planeado levantarme sobre las ocho y ver la final olimpica de baloncesto. En realidad no hacía falta planearlo. Unax se suele despertar sobre esas horas. Pero ayer siguiendo la Ley de Murphy se despertó cuarenta minutos más tarde.

Pongo la televisión y veo sorprendido que transcurridos más de seis minutos España vence a Estados Unidos de seis puntos. Estamos al comienzo pienso. Pero casi hora y media después la selección española de baloncesto sigue ahí. A escasos dos minutos del final perdiendo sólo de cuatro. Finalmente la diferencia es de once en un resultado demasiado abultado para lo que se ha visto en la cancha y mediatizado con dos faltas ténicas que suponen cuatro puntos para USA.

El baloncesto es mi deporte favorito y casi el único que me mantiene frente al televisor. Desde que me aficioné a este juego a mediados de los ochenta he visto grandes partidos. Los duelos a muerte entre Lakers y Celtics en la NBA, las exhibiciones de Jordan con los Bulls, la final del Eurobasket del 95 entre Yugoslavia y Lituania, todo un monumento al basket ofensivo... Bien, sin riesgo a equivocarme, el partido de ayer está junto todo lo antes mencionado entre lo mejor que ha conocido este deporte.

Y lo que ha logrado la selección española de baloncesto en los últimos años tiene un gran mérito. Lo de ayer huele a magnífico colofón. Una generación de jugadores extrovertidos, valientes y con un talento descomunal que han sabido divertirse sobre la cancha y transmitir su pasión por este deporte. Ayer Estados Unidos tuvo que jugar al 100% para ganar el partido. Es más algunos jugadores mostraron el nivel que suelen mostrar en los play offs de la NBA. Sin Bryant, Wade o Chris Paul a tope jamás lo hubiesen podido conseguir. Y eso otorga mayor mérito todavía a la selección española.

7 comentarios:

Blue Monday dijo...

Levantarme a esas horas un domingo sin tener que trabajar es como un pecado. Pero ayer lo hice, y visto lo visto, es el mejor madrugón que me he pegado en mucho tiempo. Disfruté como un enano, y para mi fue como si hubiésemos ganado. Creo que es el mejor partido de baloncesto que he visto en mi vida.
Y eso ya no nos lo quita nadie.
Feliz regreso y ya sabes...
saludos desde la cueva.

Möbius el Crononauta dijo...

Yo no lo vi, pero debe ser la mejor generación de jugadores que hayamos tenido. Aunque vaya paliza nos dieron en la clasificación.

¿Nadie echa de menos a Ramon Trecet?

sammy tylerose dijo...

Fue un partido sin duda impresionante. Valió la pena luchar contra la resaca y pegarse el madrugón! Grandiosos todos los jugadores, demostrando pq somos la élite del basket mundial (usa aparte) desde hace 5 años. Y Rudy, es una superestrella, así de claro. Si esté centradito, tendrá pocos rivales en la NBA.

Il Cavaliere dijo...

8 y media de la mañana?, Amigo Jim creo que estás fatal.

Saludos.

Manurhill dijo...

Otro que se levantó para verlo y no se sintió defraudado en absoluto, en los minutos finales pensé incluso que íbamos a remontar, pero no pudo ser aún asíes el mejor partido que recuerdo con los nuestros dando el 100% y los americanos otro tanto.

Saludos

ander dijo...

yo no tuve que madrugar, de hecho llegue 4 minutos tarde a casa pero lo que vi fue increible, al principio no sabia si era fruto de la borrachera que traia pero no, y aunque he visto mejores partidos, mas emotivos, este es sin duda el mejor que he visto de españa, ole ole y ole! increible! yo iba con lituania eh, lo reconozco.

Anónimo dijo...

Pensábamos q lo habíamos visto todo y este año lo hemos vuelto a flipar. Qué siga la fiesta!!