viernes, 18 de enero de 2008

Cary Grant y Alfred Hitchcock

Desde principios de los 30 hasta 1966 en que se retiró Cary Grant participó en más de setenta películas. Casi nadie discute que fue el rey de la comedia, tanto de la sofisticada como de las screwball o alocadas de los años 30. Con el tiempo esa etiqueta se ha ampliado y mucho puesto que Archibald Alenxander Leach o sea Cary Grant lo bordó tambíen en papeles más dramáticos. Aunque estoy convencido de que si se hubiese retirado sólo con lo que hizo en la comedia sería igualmente recordado.

Alfred Hitchcock está considerado hoy en día un cinesata clásico. Un genio. Pero no siempre fue así. Ya lo deja claro Truffaut en su excelente El cine según Hitchcock. El director britanico fue el cineasta que supo sacar más partido del talento de Grant, el que sacó más jugo a sus habilidades interpretativas. En Sospecha, Encadenados, Atrapar a un ladron y Con la muerte en los talones vemos a Grant en plena forma. En las cuatro hay comedia, imposible que no la haya estando este tipo por medio, drama, sofisticación y ese característico acento de Bristol que jamás se diluyó.

Todo esto viene a que ayer reserve un par de horas y media para visionar de nuevo Con la muerte en los talones. De esas películas que no te cansas de ver. Porque más allá de la sorpresa del argumento encuentras mil y un matices diferentes cada vez que la ves. Un elenco de actores impresionante y dos tipos que tenían muy claro en qué consistía esto del cine. Cary Grant y Alfred Hitchcock, Alfred Hitchcock y Cary Grant. Casi nada.

6 comentarios:

cesarpelopo dijo...

"Sospecha", "Encadenados", "Atrapa a un ladron", "Con la muerte en los talones" , palabras mayores. Todas obras maestras incuestionables, pero sobre todo "Con la muerte en los talones", el momento más álgido del cine de Hitchcock, y "Encadenados", otra maravilla con un dueto irrepetible Ingrid Bergman-Cary Grant. ¿Cualquier tiempo pasado fué mejor en el cine? Sin duda!!!!

rubén darío dijo...

"Con la muerte en los talones" es una cumbre de Hitchcock, desde luego. Desde su arranque sin freno, la espectacular persecución del fumigador a Cary Grant, los sugerentes diálogos picantes entre Grant y Eve Marie Saint y ese acertadísimo final (me refiero al tren introduciéndose en el túnel justo después de que ella suba a la litera de él).

Discrepo de "Sospecha". La trampa del final me estropea toda la película.

Saludos cinéfilos.

Möbius el Crononauta dijo...

Creo recordar que el final de "Sospecha" fue impuesto a Hitchcock o que éste decidió cambiarlo por motivos comerciales.

Uno de los aspectos que me encantan de "Con la muerte en los talones" y que no se suele nombrar son los excelentes momentos de comedia a cargo de Cary Grant. Y Mason probablemente sea el mejor "villano elegante" que tuvo Hitchcock

cesarpelopo dijo...

Tiene razón el crononauta, el final de "Sospecha" se lo impusieron al genio del suspense. Y la verdad es que aunque es un poco de pegote, el resto del film es tan apasionante que a mi en el fondo me da igual el final. Es como "El sueño eterno" de Hawks: nunca me he enterado de quien mata a quien, pero es lo mismo, esa película es mágica y el duelo Bacall-Bogart es insuperable. Ojalá todas las semanas se estrenara un film como "Sospecha", el cine sería infinitamente más interesante que lo que es en estos momentos.

Jim Garry dijo...

Cesarpelopo: Cierto el final de Sospecha le fue impuesto a Hitch y es una pena porque hubiese sido mucho mejor el que tenía preparado. Y respecto al cine clásico, cuesta mucho hoy en día que la media sea tan buena como antaño.

Rubén Dário: Tienes razón en lo que comentas sobre Con la muerte en los talones, es una película perfecta. Comercial, con grandes actores y un final fantástico.

Möbius el Crononauta: Mason es otro de los grandes, aqui está espectacular igual que en Veredicto final.

Saludos

prewitt dijo...

cary grant.... elegante hasta en calzoncillos o vestido de mujer.
hitchcock, genial hasta cuando quiere ser masivo.

muy bueno garry, veo que el cine tambien es lo tuyo, un saludo.