miércoles, 24 de enero de 2007

John Fogerty, the old man down the road


Se presentó en un juzgado de Los Ángeles guitarra en ristre para defenderse de una acusación de autoplagio, un hecho insólito a la par que cómico en la historia de la música. En esta tesitura se vio inmerso John Fogerty cuando el capo del sello Fantasy, Saul Zaentz le llevo a juicio alegando que su canción The old man down the road copiaba a otra del propio John cuando este formaba parte de la Creedence Clearwater Revival. Aunque el músico ganó la batalla en los juzgados, los costes legales le dejaron tocado y harto del negocio. Rocambolesco suceso que fue una piedra más en el tortuoso camino que condujo a Fogerty a demandar a sus ex compañeros por temas de derechos intelectuales y a apartarse durante mucho tiempo del mundo de la música. Durante años John trato en vano de negociar con Fantasy por unas mejores condiciones en concepto de royalties y el músico californiano acabó tan harto y desengañado del negocio musical que optó por un largo retiro para suplicio de sus seguidores. Y es que no hay nada más molesto para un artista que le roben por su creación, y que quien lo haga encima se haga rico a su costa.
En ese periodo alejado del show business, Fogerty se dedico a indagar en las raíces de la música americana, fundamentalmente del blues. Así viajó al Delta del MIssissippi a conocer de primera mano la génesis del rock´n roll. Y todo ese mundo del que se empapo fue plasmándose en cada una de sus grabaciones consiguiendo notables trabajos como Blue Moon Swap que en 1997 obtuvo el premio Grammy al mejor disco de rock de ese año. A partir de ahí el talento de este gran cantante americano nos fue racionado con cuentagotas.
Al mismo tiempo que estudiaba como si de un musicólogo se tratara las raíces del blues y el folk, sus ex compañeros Stu Cook y Doug Clifford ponían en marcha de nuevo el grupo madre, hecho que encolerizo sobremanera a Fogerty. Por supuesto, éste se negó a que sus antiguos compinches girasen con el nombre de la Creedence y al final el tema acabo de nuevo en los juzgados. Desde entonces Stu y Doug giran con el nombre de Creedence Clearwater Revisited tratando en vano de recuperar la magia de un pasado que jamás volverá por la sencilla razón de que el talento y el alma de la Creedence se llama John Fogerty.
Así continúan las cosas en la actualidad. Con alguna importante novedad. John Fogerty ha vuelto a su antiguo sello Fantasy, ha recuperado los derechos de sus canciones y a finales del 2006 editó un doble cd titulado The Long Road Home en el que figuran los éxitos de la Creedence junto con temas de sus discos en solitario. En total 24 canciones que son un excelente documento para hacerse una idea de lo grande que es Fogerty. Acompañando al disco se publico un dvd en directo grabado en el Wiltern Theatre de Los Angeles el 15 de septiembre de 2005. Una magnifica oportunidad de disfrutar del increíble estado de forma de John Fogerty arropado por unos músicos competentes curtidos en mil batallas. Es asombroso comprobar como canta este hombre, pasando de temas de gran sensibilidad como Deja vu (all over again) o Have you ever seen the rain? a canciones cañeras como Fortunate son o Born on the Bayou con una facilidad pasmosa. Tan sólo nos queda mantener la esperanza de que algún día se acerque por aquí para gozar de un auténtico concierto de rock´n roll. No me extrañaría, me consta que los promotores del Azkena Rock Festival lo tienen entre sus prioridades, que así sea.

2 comentarios:

bitxuverinosa dijo...

muchas gracias por el enlace a la máquina de huesos!

:)

Pedro Diaz dijo...

Que lo disfrutes. Y ya que estas, colabora en este link http://www.petitiononline.com/qq2qq333/petition.html para que Tom venga por Europa.