viernes, 2 de noviembre de 2018

Queen. Bohemian Rhapsody

Pasan los años y mi pasión por Queen, lejos de disminuir aumenta hasta el infinito y más allá. Ahora están en boca de todo el mundo por la película Bohemian Rhapsody. Confieso que nunca tengo mis expectativas demasiado altas con este tipo de productos pero recibo esta mañana una llamada de mi hermana entusiasmada por la película que vio ayer. Me cuenta que le ha gustado mucho y que le ha dado pena no poderla ver en versión original y aunque a mi me sucede lo mismo voy a hacer un esfuerzo por encontrar un hueco para acudir al cine la family al completo para ver este film. Los canijos están flipados con Freddie Mercury. Les gusta su voz y su poderío en el escenario. Y juro que no he insistido. Es una locura que las criaturas tenga este inusitado interés por el rock. Inevitablemente en los tiempos que corren van a ser unos frikis, ja,ja, ja. 

El otro día en el curro un compañero fanático de Queen me dijo que aunque le encanta la banda no la considera un clásico a la altura de algunos totems que cambiaron el rumbo del rock´n roll. Mi colega parecía un poco acomplejado, como pidiendo perdón porque le gustase tanto esta banda, tal vez le pesa esa opinión extendida entre cierta critica musical acomplejada a la que la grandilocuencia de Queen les echaba para atrás. En mi casa es al revés, pasan los años y mi pasión por Queen lo repito aumenta hasta el infinito y más allá. 

Uno de los hitos históricos en la carrera de esta banda fue su mítica actuación en Wembley en el 86. El colega del curro me decía que si tuviese una máquina del tiempo pulsaría la tecla para estar en las primeras filas el 11 o el 12 de julio de 1986. ¡Nos ha jodido! Yo también y seguro que allí adelante no nos íbamos a topar con todos esos críticos amargados ja,ja,ja. Nos fundiríamos con la chusma tan a gusto.



3 comentarios:

J Aybar dijo...

Esa sensacion de tu amigo es bastante generalizada creo. Lo de Queen fue tan masivo que habia que pedir permiso en ciertos foros por sentirte fan de la banda. No le tengo muchas ganas a la pelicula ... aunque siempre tengo de echarle otra escucha a The Game ...

Frodo dijo...

Por momentos me pasa lo mismo que a tu amigo, y por otros momentos me dan ganas de darme una patada.
Mi relación con Queen va y viene, y este año (sin saber que iban a realizar el film) me encontré escuchando más Queen que nunca. Quizás el dr. Freud tenga algo para decirme al respecto, quizás no es casualidad.
Lo cierto es que debería aprovechar esta ola de fanatismo que me está empujando, y ver la película ahora mismo, tal vez en un tiempo ya no opine lo mismo, y me parezca más a tu amigo.

Abrazo!

Jim Garry dijo...

J Aybar: Ya te digo que lo de Queen fue masivo ja, ja. Totalmente de acuerdo en eso de que había que pedir permiso en ciertos foros por sentirte fan de la banda. Hace veinte años igual podía ser más influenciable... Ahora me la trae al pairo. Freddy era el puto amo y Queen de sobrevalorados nada, todo lo contrario ja ja.

Frodo: Me he descojonado con tu comentario. Yo desde luego te animo a que te dejes llevar por esa ola de fanatismo, que te sumerjas en ella y la goces. Y por supuesto que vayas a ver la peli, ja ja

Sex, love and rock´n soul