lunes, 26 de diciembre de 2011

Sam Cooke y Otis Redding: Sweet Soul Music


He pasado el fin de semana sumergido en la Sweet Soul Music. El soul es lo más grande. No es un calentón. Lo vivo así desde hace mucho y estoy en una de esas fases en las que estoy obsesionado con algo. Capitanea esta etapa mi obsesión/devoción por Solomon Burke pero tienen cabida todos: Aretha Franklin, Anne Peebles, Al Green, Marvin Gaye y por supuesto Sam Cooke y Otis Redding. Y mucho más que me falta. No tengo suficiente. Busco más y más. A veces cuando me sumergo tanto en un estilo, escuchando muy poco del resto de música ( un poco de Sinatra por aquí, unos toques matutinos de Fun Lovin por alla, los Dirty Guv Nahs…) temo que va a suceder cuando vuelva a poner a AC/DC o Anthrax. He probado y me siguen gustando, ja,ja.

Desde siempre uno de los debates más arraigados en la música soul es la comparación entre Sam Cooke y Otis Redding. La cuestión se puede solventar rápidamente. Al menos así lo hago en mi caso. Y recurro a la manida frase: ¿a quién quieres más a papa o a mama? Pues eso. Al final se torna absurdo tener que escoger pudiendo elegir a los dos y darle a cada uno su momento. Hace poco leí en el blog Necesito un rock and roll un divertido texto sobre esta cuestión y como últimamente el 80% de lo que escucho es a los grandes astros de esta música escribo estas líneas al respecto.

Afortunadamente tengo un amigo que me proporciona buen material y consejos al respecto. Y suelo coincidir mucho con él. La pasada semana me grabó el  tremendo recopilatorio Portrait of a Legend de Sam Cooke. Ni se las veces que lo he escuchado desde el pasado miércoles. Lo he compaginado con otro recopilatorio de Otis Redding. El de Cooke consta de 31 canciones por 30 del de Redding. Y he saboreado ambos con placer. Me es imposible elegir. Sobre Cooke siempre he leído que fue un pionero tanto en la composición, como a la hora de crear su propio sello y pelear por los derechos de sus canciones. Abrió el camino a todos los demás. Fue un pionero. Todo cierto como también que el hombre cantaba como los ángeles. Técnicamente perfecto a la par que transmitiendo. Redding siguió su estela. También compuso. También peleo por lo suyo. Cantaba tan bien como Cooke. Dos colosos.

Ahora tengo ganas de escuchar el directo de Cooke, Live at the Harlem Square Club que estuvo en la nevera mucho tiempo ya que rompía la imagen de baladista y tierno que al parecer tenía Cooke. Vaya por delante que no tengo nada en contra de los arreglos y la música que envolvía las canciones de este hombre. Pero reconozco que, a si a primeras, me ha costado más asimilar ese estilo que el más crudo y directo de Redding en Stax. Hoy en día, insisto, adoro a ambos por igual. Son como el aire que respiramos. De hecho ahora mismo suena Cupid de Cooke y no tengo ningún problema con canciones como esa o What a wonderful world o You send me. Son una gozada. Estoy rendido ante otras que no conocía como Bring it to home to me, joder ¡qué canción! O Meet me at Mary´s Place otra que es nueva para mi. Y qué decir de Havin a party y Twistin´ the night away. Imposible transmitir mejores vibraciones. No hay desperdicio. 31 temazos.
 
Paso a Redding. Ya escribí en su día sobre el mencionado recopilatorio. Redding al igual que Cooke era un notable compositor. Se fijo mucho en Cooke e incluso grabó muchos de los temas de este. Por ejemplo el célebre A change is gonna come. En esta canción sí que reconozco que me gusta más la versión de Redding que la de Cooke con más arreglos. Pero si prescindes de el envoltorio sonoro en ambos casos sus voces suenan increíbles prolongándose hasta el infinito. Como en el caso de Cooke los 30 temas de Redding son imprescindibles. Por mucho que los hayas escuchado. Suenen cuando suenen. Cualquier momento me parece bueno. Y eso no me sucede con toda la música. Shake es un empate técnico. Valoración que se extiende a la música de estos dos hombres. Sweet Soul Music: Sam Cooke y Otis Redding. Redding y Cooke. De aqui a la eternidad.

6 comentarios:

Il Cavaliere dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Uffff!!!!!......que grandeza por Dios!...hace muuucho tiempo que no leo algo tan grande.

Mira, la pregunta es tan jodida como la respuesta. Otis es el intérprete definitivo pero Sam llegó primero y sin este no habría aquel tal y como lo entendemos. Coincido contigo totalmente en que A Change Is Gonna Come es sublime en la voz de Otis y seguramente sea mi canción favorita.
Sam no sólo escribió el solito montones de canciones a cada cual mejor, también influenció a Aretha, Smokey, Solomon, Steve Perry, el amigo Rod e incluso la risa de That´s Where Is At es puro Terencio jajajaja...personajes de cualquier pelaje y condición y cualquier disco que te trinques de él es como un grandes éxitos salvaje...de esos que no puedes dejar de hacer sonar una y otra vez a pesar de que sus detractores digan que estaba demasiado azucarado.
Lo bueno de todo es quedarse con ambos, ambos imprescindibles como bien dices.
Y sí, yo también suelo ponerme Rock con muchos decibelios no vaya a ser que pierda el toque pero no...jaja... el Soul es como las verduras, nunca hacen daño y son excelentes para la salud jajajaja.

Espero que me recomiendes un disco de Solomon que no tenga, pero sólo uno que ya sabes como está la cosa de exagerada.

Y que viva Marvin, ahora estoy en su mundo jaja pero hay que dar el paso definitivo y escribir algo sobre Sign O´The Times o Songs In The Key Of Life que ya estás tardando jajaja

Felicidades Mr DJ....excelente post y Feliz Navidad.

Love & Happiness

Jim Garry dijo...

Me ha gustado eso de que el soul es como las verduras, nunca hacen daño y son excelentes para la salud, ja,ja. Tienes razón. Respecto a Otis y Sam lo sensato como dices es gozar con los dos. Sin duda Cooke llego el primero eso es un hecho y abrió un camino que otros siguieron con devoción y acierto. Todos los que nombras hay. Tengo curiosidad tambien por Jackie Wilson del que no controlo nada. Y sobre Terencio, ay si este tipo se dejase de bagatelas y se rodease de gente competente. Pero me temo que eso no sucederá jamás. Por cierto lo de Rod Stewart con Cooke era pura obsesion peor que lo mio con SB.
Escribiendo sobre SB me comentaste que dejaste un poco pasar el Make do what with you got, pues lanzate a por el de cabeza. De su sagrada trilogía ese es el más exuberante, el mas potente. Dale una oportunidad. Te seguiría recomendando pero como me has dicho uno. Finito.
Sobre Sign O´The Times a ver si me animo. Eso es como otro galaxia en la que de momento me encuentro perdido. Y ya sabes que Wonder es otra asignatura pendiente. Pero antes o después caera Songs In The Key Of Life.

Pd. Todavía no me ha llegado el pedido. Lo hice el 19 y ya estoy impaciente. Cómo va lo tuyo?????

Sex, love and rock´n soul

manel dijo...

Absurdo tomar partido por uno u otro. Dos grandes nombres cuya obra se complementa para delicia nuestra.El soul es vida!!!!!!!Saludos!

Jackie Wilson The Absolute King dijo...

¿Jackie Wilson?...pues es el mejor cantante de todos los tiempos....jajajajaja. Sí, ya sé que hoy es Sinatra y mañana Otis pero lo del amigo Jackie es cierto. Imagina a Elvis y James Brown juntos. Su repertorio quizás no sea tan apabullante como el de Otis o Sam pero esto que va es cierto: NO HAY SOBRE LA FAZ DE LA TIERRA UN DISCO EN DIRECTO MAS GRANDE QUE SU DIRECTO DEL COPA. Te lo paso ya.

Ma apunto la reco de Solomon. Creo que esperaré a que pasen las fiestas. TODO lo mio sigue atascado en las oficinas de correos de medio mundo. Ni sé la de reclamaciones que llevo puestas. Veo que lo tuyo va por el mismo camino. Estamos buenos jajajaja

El próximo dia que nos veamos además de Jackie te paso el Innervisions de Stevie....es el único que puede eclipsar a Solomon jajajaja


Ah!, el jodido Terencio ¿Qué tal un poco del Neither Fish....?...jajajaja que estamos perdidos en el laberinto y esto no tiene salida jajajaja

Me gusta este sistema de comunicarnos jajajajaja

Un abrazo

Love & Happiness

ander dijo...

decis que el soul es como la verdura pero yo os veo un poco perjudicados a ambos, no se, donde este un buen txuleton... jajajaja
rock on eta urte berri on!