miércoles, 17 de noviembre de 2010

Una Historia del Bronx

La unión artística De Niro – Scorsese nos ha regalado unas cuantas películas memorables. Ahí están Taxi driver, Toro Salvaje o Uno de los nuestros entre otras. Sin duda al actor se le pegó bastante la pericia tras las cámaras del director porque para su debut en la silla de mandos De Niro eligió la mejor historia posible. Una Historia del Bronx. A Bronx Tale en el original. Y la influencia de Scorsese está en cada milímetro de celuloide.

La película rodada con poco presupuesto pero con mucha alma y pasión por De Niro está basada en un texto del actor Chazz Palminteri. Mas concretamente en un mónologo que el propio Palminteri interpreto con éxito en Broadway. La adaptación a la pantalla es perfecta y el resultado entrañable. Y mucho mérito es de Palminteri que se involucró en el proceso de producción participando en el casting, localizaciones y montaje. El film se estrenó en España con dos años de retraso. Un caluroso día de julio de 95 la vi con Susana en los cines Capitol de Bilbao. Repetí con mi aita años después en un cine club y por supuesto la tengo en casa original (cuando compraba pelis hace mucho).

Es evidente la influencia de Scorsese. Desde la presentación de los personajes, muy similar a la de Uno de los nuestros, pasando por la coincidencia de algunos característicos. Pero el sello de De Niro está presente y mucho. La película narra la infancia y adolescencia de un muchacho en un duro barrio del Bronx. A pesar de la violencia y de la crudeza de esas calles se nota la simpatía que De Niro muestra hacia los personajes que pueblan ese mundo. Tanto hacia los honestos como a los que viven al margen de la ley. Y eso es parte de su encanto.

Encanto que aumenta según conocemos a los personajes. Porque a pesar de ser una historia dura está contada con un ritmo poderoso, con empatía y con buena dosis de sentido del humor lo que nos hace identificarnos más si cabe con los personajes. A lo que ayuda que el casting es muy acertado. Con impagables característicos y con los personajes principales muy bien interpretados por De Niro, Palminteri, Francis Capra y Lilo Brancato.

Otro de sus puntos fuertes que también la emparenta con la filmografía de Scorseses es la selección de clásicos de los 60 que configuran una tremenda banda sonora. El uso de la música en muchas escenas es genial y no hace más que confirmarnos que De Niro al igual que Scorsese tiene un gusto exquisito a la hora de elegir canciones de esa época y ensamblarlas en el film.

6 comentarios:

jaytowerr dijo...

Una pequeña gran película,sin duda.
Desde luego Scorsese está en cada fotograma y,como bien dices,en la acertadísima selección de canciones.Y no nos olvidemos de los característicos secundarios,que le dan una autenticidad bárbara.

Bonito recuerdo,pues no ha llovido,madre mía!

Saludos italo americanos

Max Estrella dijo...

Una de esas pelis que vas a ver sin pretensiones y recuerdas toda la vida...
J.

Il Cavaliere dijo...

Me encanta esta peli, con el Palminteri acojonando con su cara de puerro caducado jajajaja.

¡Que grande!


Nos vemos en la Royal. Si quieres antes, pues también y recuérdame lo del disco del Henry que se me pasa

javistone dijo...

Curioso que De Niro queda eclipsado con Palmintieri, que no ha hecho muchas grandes películas. Aquí está enorme, y no físicamente, que también.
Saludos!

Cesarpelopo dijo...

Pues sí, es una gran película, creo que el último gran film de De Niro. Es curioso como él se amolda al personaje del padre, y deja los caracteres más gangsteriles a otros. La primera escena que me viene a la cabeza es cuando el personaje de Lilo Brancato mete en el coche a su novia de color y espera que ella le suba el seguro de su puerta. Ese momento es mágico en especial con la música que recalca la escena. Enorme film, sin duda.

Mansion On The Hill. dijo...

Una pelicula muy aceptable. De Niro daría para un debate. Como actor lo considero grande pero un peldaño por debajo del Dios Brando y de mi amado Pacino. Aunque sus papeles con Scorsese (toro salvaje a la cabeza)son inolvidables.

Una Historia del Bronx es una muestra de buen gusto. Claramete influenciado por MArty, a mi me ha gustado siempre. Buen ritmo, una historia sin pretensiones....todo lo contrario a El Buen Pastor.