martes, 23 de octubre de 2007

La noche del cazador

Algunas películas recuerdas exactamente cuando las viste por primera vez, en compañía de quién y por supuesto qué sentiste. Tengo grabada de forma nítida en mi memoria la primera ocasión en que visioné La noche del cazador. Fue un viernes a la madrugada. Uno de esos días de verano con un horrendo calor húmedo típicos del Botxo. En compañía de mi padre nos sentamos frente al televisor a ver una de las mejores películas de la historia.

Recuerdo la creciente inquietud que se apoderaba de mí según avanzaba la película. Nada que ver con el miedo explícito y chapucero de otras películas. Ahí había algo más y desde el primer momento en que aparece el personaje de Harry Powell en pantalla el nerviosismo y la tensión atenazan al espectador. Al menos eso me sucedió a mí. Me fui a la cama inquieto, azorado y no me quitaba de la cabeza la canción que entona Mitchum mientras persigue a los niños. En aquella época yo tenía quince años y dudo mucho que hoy en día esta película pueda tener un efecto similar en un joven de quince años. Lo más seguro es que se descojonase.

Película de culto, redescubierta con el paso de los años por la crítica francesa, La noche del cazador es un brillante film, original, que cuenta con una de las mejores actuaciones del gran Robert Mitchum. Fue la única película que dirigió el orondo actor inglés Charles Laughton que depositó una gran confianza en un Mitchum en estado de gracia. El actor norteamericano se involucró más allá de su papel e incluso dirigió las escenas de los niños porque Laughton no tenía paciencia con los pequeños.

Al cabo de los años he visionado bastantes veces esta película y aunque se ha mitigado esa sensación de tensión, de miedo, de algo en ebullición a punto de estallar sigo disfrutando de la película, con la imaginativa dirección de Laughton, con la poderosa actuación de Mitchum, con ese aire del que ha bebido incluso Tim Burton.

Antes de que se filmase la película Charles Laughton tuvo una curiosa forma de convencer a Mitchum para que interpretase a Harry Powell. Le dijo: El personaje es algo distinto, un tipo terrible, diabólico…una basura. Presente, le respondió Robert Mitchum.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Siniestro es la palabra que mejor define el personaje de Mitchum. Inquietante película. Hace mucho tiempo que no la veo. Tal vez sea momento de revisionarla.
Saludos.

IL Cavaliere.

Belén dijo...

Buf...le has dado amigo! impresionante película que va in crecendo y ya no puedes mal al final! con ese tatuaje de Love/hate Mitchun lo borda de principio a fin...

Le has dado amigo mio, y de lleno!

Besos!

manurhill dijo...

Maravillosa película, con un Mitchum que se sale. Como cantante era malillo pero como actor cuando se tomaba un papel en serio era excepcional.

Möbius el Crononauta dijo...

Mitchum, Laughton, no sé a quién quiero más. Lo cierto es que ambos nos ofrecieron aquí lo mejor que llevaban dentro. Película inquietante , maravillosa, espectacular... lástima que Laughton decidiera no volver a dirigir nunca más.
Obligado revisionarla, hace demasiado tiempo que no la veo.

Ruben dijo...

No te andas con chiquitas, eh? Una de las pelis de mi top 10!!! En la época el mundo no estaba preparado para este peliculón y lo despreciaron. Me has hecho recordar la primera vez que la vi. A mí también me pasa eso de recordar el contexto y el momento de ver por primera vez los peliculones de mi vida. A parte de lo más obvio (Mitchum, Laughton...) adoro la fotografía del film. Esas sombras realmente acojonan!!!

Jim Garry dijo...

IL Cavaliere: Si señor, siniestro e inquietante y diferente a todo lo que se había hecho antes.

Belén: Ese tatuaje de Love/Hate es histórico,eh?

Manurhill: Cuando Mitchum se ponía era el más grande. A mi me encantaba su voz, se que no era un gran cantante, pero esa voz....

Möbius el Crononauta: Es una pena que Laughton no dirigiese más pelis. Lo cierto es que el fracaso comercial de La noche del cazador le deprimió bastante y jamás se volvió a poner detrás de las camaras.

Es cierto, Ruben en aquella época el mundo no estaba preparada para un artefacto como este. Afortunadamente el tiempo la ha puesto en su lugar.

Saludos y gracias a tod@s por vuestros comentarios.

Jimmy & BolaOcho dijo...

¿Por cierto, alguien se ha leido el libro de Davis Grubb? Para mí es uno de los mejores relatos de novela negra que se han escrito. Tan buena como la pelicula, y no es broma.

Un saludo.

grace dijo...

Completamente de acuerdo, el libro y la película son auténticas joyas. A mi siempre me ha parecido el negativo de un cuento de hadas, una historia tan fascinante como aterradora.

Jim Garry dijo...

Jimmy & BolaOcho: El libro no me lo he leido pero lo haré ya me lo han recomendado varias personas.

Grace, por fin de vuelta por aqui. Me gusta tu definición de la peli.

Saludos.