jueves, 6 de diciembre de 2007

Bob Dylan, Oh Mercy

La carrera de Bob Dylan es tan prolífica y variada que es difícil escoger tus discos favoritos. El judío de Minnesota ha tocado con maestría el folk, el blues y el rock y hasta los 80 su discografía es prácticamente intachable. Mi primer disco de Bob Dylan fue un directo de finales de los 70 grabado en el mítico Budokan japonés y en él Dylan hacía su peculiar repaso a los temas más míticos de su catalogo.

En buena parte de los 80, como les sucedió a tantos otros músicos, la inspiración no estuvo de su parte. Es el periodo más flojo de su trayectoria. Hasta que formó parte de los Traveling Wilburys. Parece que este hecho le dio un empujón que dura hasta la actualidad. Eso fue en el 88 y este supergrupo logró un éxito tanto artístico como comercial.

En el 89 Dylan volvió al estudio para grabar un nuevo disco en solitario y bajo la producción de Daniel Lanois, habitual de U2 y que también había trabajado con Peter Gabriel o Neville Brothers, realizó una obra de arte llamada Oh mercy. Lanois tenía una visión muy particular de la música y su objetivo era conseguir lo que el denominaba “ese sonido cenagoso de Louisiana”. Dylan por su parte tenía las canciones. El resultado histórico.

El disco se grabó en el número 1305 de la calle Soniat en Nueva Orleans. El productor instaló una mesa de sonido en la planta baja y los músicos se colocaron en forma de herradura alrededor de él. Lanois creó el clima adecuado y supo estar a la altura de unas canciones que por sí solas son un compendio de lo que es capaz de realizar el amigo Bob cuando está inspirado. La intrigante Man in the Long Black Coat, las políticas Everything is broken y Political World, las misteriosas What good am I? y Ring them bells, Most of the time, todas dan forma a mi disco favorito de Dylan.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Puedes decir tu disco favorito de este genio?Que suerte.
Lo facil con el es caer en el Highway 61,el Freewheelin´.A mi me encanta el Blonde on Blonde,Oh Mercy me parece un discazo muy completo.Y a pesar de lo que digan el Modern Times me parece una joya.¿No crees?
Respecto a los Traveling,que esperabas con los cinco que se juntaron,mas que esos pedazos de discos.Lastima que durara tan poco.

JACKSON C.

Jim Garry dijo...

Bueno, Jackson C, Oh mercy es un disco muy especial para mi de los primeros que tuve de Dylan y me encanta. Aunque Blonde on blonde, Time out of mind o Highway 61 me gustan tanto como este. Asi que tienes razón, decidirse por un disco de este tipo es complicado, varía según el día y el ánimo...

Saludos.

rubén darío dijo...

Yo no lo dudo, Jim. Oh Mercy es de mis favoritos sin duda, tanto como Time out of mind (con Lanois de nuevo en la sombra). Me parecen dos discos que están a la altura, en otro tiempo y contexto, que las obras míticas e incuestionables (Highway, Blonde...). No sé que hubiera ocurrido con Dylan si Lanois no le hubiera enderezado con esta obra de arte, como bien dices.

Saludos.

Möbius el Crononauta dijo...

Yo aún no estoy muy metido en el mundo de ese geniecillo malcarado, pero recuerdo con cariño como vibraba con las inesperadas emisiones del videoclip de "Political World" allá en ésa época de dos canales...

san free bird 72 dijo...

Este es el mejor disco de Dylan en los 80. No hay duda. Es inmenso.
Saludos,
sanfreebird72

Anónimo dijo...

Es difícil elegir un disco favorito del genio de Duluth, no es uno de mis favoritos este, aunque me encanta "Shooting star", y reconozco que es de los mejores de los 80. Yo me decanto, además de los nombrados, por discos como "Blood on the tracks", "Love and theft" o "The freewheelin´", pero es que tiene tantos...
CESARPELOPO

ander dijo...

creo que dentro de poco le vamos a ver anunciando la expo de zaragoza, que a�os aquellos en que dylan era abanderado en la defensa de los derechos humanos y el medio ambiente...

Jim Garry dijo...

rubén darío: Estoy de acuerdo en que Oh mercy es un clásico en la discografía de Dylan al nivel de sus grandes discos de los 60 y 70.

Möbius el Crononauta: Merece la pena meterse en la música de este tipo, hay al menos una docena de discos imprescindibles.

CESARPELOPO: De los que nombras el q más me gusta es el Blood on the tracks, al primero nunca le he pillado el punto y Love and theft es tan bueno como Modern times.

Ander: No seas sacrilego. Dylan es judío con eso esta todo dicho y no quiero parecer de la SS, je,je.

Saludos.

jipi dijo...

¿Dylan judío?
Dylan se hizo cristiano no se si a finales de los setenta o principios de los ochenta.
No me digas que se ha vuelto a hacer judío...

Jim Garry dijo...

Jipi: Va, eso fue un truco, si a finales de los setenta pero el que es judio es judio toda la vida y este lo es.