martes, 18 de septiembre de 2012

John Lee Hooker. The Healer


En 1992 John Lee Hooker se convirtió en el músico más veterano en entrar en las listas de éxitos británicos. Fue con el disco Mr.Lucky apropiado titulo para la coyuntura que vivía en esos días el bueno de Hooker que se lo merecía como el que más con una carrera a cuestas de 50 años. El pistoletazo de salida fue tres años antes el disco The Healer con el que lo descubrí. Si la memoria no me falla mi primo Oscar lo tenía en vinilo y me lo grabó. Hace unos años me regaló Mr. Lucky y ahora me he hecho con The Healer por 2 miserables euros.

En 1989 la carrera de Hooker dio un vuelco hacia el éxito comercial. A nivel de influencia y prestigio era reconocido pero le faltaba pasar sus últimos años viviendo en la soleada California sin tener que mover un dedo para que toda la plana mayor del blues y rock bebiese los vientos por colaborar con el. Supongo que para muchos puristas del género estos últimos discos producidos por Roy Roger no serán gran cosa pero sirvieron para que muchas personas nos interesásemos por el blues y por John Lee Hooker en particular.

Después de gozar con la coda final de la carrera de Hooker me interese por su material antiguo. Un camino que recorro gustoso a menudo. Pero antes merece la pena dedicarle unas cuantas líneas a The Healer. Le tengo un cariño especial por ser el que me descubrió a este tótem del blues y por esa portada que veintitrés años después me sigue pareciendo cojonuda. Todo un acierto. La sombra de Hooker es alargada. Vaya si lo es.




El disco se anuncia como John Lee Hooker with special guests y sería necio negar la importancia de los invitados. Incluso en algunos temas el estilo se escora más hacia la estrella invitada que hacia al gran Hooker como en la inicial The Healer con el marcado acento latino que le imprime Carlos Santana. Pero es un detalle que no me molesta y le saco partido. Seguro que no es el mejor disco para saciarse con el peculiar estilo de Hooker ya que como he mencionado la participación de los invitados escora los temas hacia algo más estándar pero totalmente disfrutable como esa magnifica I´m in the Mood que se marca con Bonnie Raitt.

Afortunadamente no se cuela ningún indeseable tipo Bono que en aquellos años estaba en todo los sarados y la nómina de invitados esta a la altura de las circunstancias. Y una cosa es reconocible e imbatible: la voz de John Lee Hooker. Brilla especialmente en los temas en los que está el solo con su guitarra: Rockin´ Chair y No Substitute. Entre las mejores canciones con invitados destacan Think twice before you go en la sabia compañía de Los Lobos, Sally Mae con la incisiva guitarra de George Thorogood y Cuttin´ Out con Canned Heat rememorando aquellos momentos del disco Hooker´n Heat. Así que veintitantos años después celebro mi descubrimiento de John Lee Hooker con este apreciable The Healer.





3 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Un disco que sirvio para volver a dar brillo a un artista inconmesurable y para acercar el Blues a un publico que no sabia lo que era escuchar musica de calidad!
A+

TwoHeadsOneBrain dijo...

A mi me gusta este disco también, esta claro que su época dorada fue bastantes años atrás, pero como bien dices sirvió para que mucha gente se acercara al blues y conociera a este pedazo de artista que es Hooher. Coño, pues que me ha apetecido ponérmelo ahora mismo....

Un abrazo.

Jim Garry dijo...

TSI-NA-PAH: Estoy de acuerdo acerco el blues a un publico amplio

TwoHeadsOneBrain: A mi estos discos me sirvieron para introducirme en el blues. Asi que eternamente agradecido

Sex, love and rock´n soul