viernes, 13 de abril de 2012

Al Green. Lay it down

Al Green es uno de los soulman de la época dorada que no solo sigue vivo sino en un excelente estado de forma. Sus cuerdas vocales se mantienes frescas, su falsete sigue siendo inconfundible y difícilmente imitable, y su mente se mantiene despejada. Como le leí en una entrevista la música de este hombre es un factor determinante en el crecimiento de la natalidad sin parar en los setenta. Más allá de ese cachondo dato, Al Green ha sabido dar pasos firmes y acertados desde que volviese a grabar aquel estupendo I can´t stop con Willie Mitchell en 2003. Repitió con Michell en Everything it´s ok en 2005 y se puso en las manos de James Poyser y Ahmir "?uestlove" Thompson de The Roots con los que coproduce en este muy disfrutable Lay it down.



Primero aclarar que se trata de un disco que se mueve en un registro tranquilo, donde reinan el envoltorio musical y la voz de Green. Ese tempo suave, pausado no supone ningún problema para el que esto escribe. Le puedo encontrar un hueco sin dudarlo a estas 11 canciones. La producción del disco es pletórica. Estos chicos de The Roots saben lo que se traen entre manos y el sonido del álbum es una gozada. Los colegas se lucen. El entramado sonoro que conforman el bajo de Adam Blackstone, las teclas de James Poyse y las percusiones que maneja Ahmir "?uestlove" Thompsonj es irresistible. Suena de traca. Y me ha llamado la atención los toques jazzys del guitarrista Chalmers "Spanky" Alford al que está dedicado el álbum. No conozco a este tipo y aquí lo borda especialmente en el tema You´ve got the love I need. A la fiesta se suman la sección de viento de los Dap-Kins y unos arreglos orquestales nada pomposos. Un envoltorio de lujo, con toque, de esos que desprenden un brillo especial.




En el disco aparecen invitados en varios temas. Músicos actuales que tienen éxito en el cajón desastre que es el R&B y soul. Excepto a John Legend, no conozco a los otros dos (Corinne Bayle Rae y Anthony Hamilton ) nada más que de leer sus nombres en las portadas de discos que vendía cuando curraba en aquellos chuscos almacenes. El tal Hamilton cumple de sobras en la inicial e irresistible Lay it down, para mí una canción con vocación de clásico y también me gusta su intervención en You´ve got the love I need. Uy, esto empieza a ser peligroso. Corinne Bayle Rae comparte los honores con Green en Take your time que es una de mis favoritas. Así que nada que objetar. No sé qué reputación tendrán ambos ni me importa, aquí se suman a la fiesta. Solventada la cuestión de los invitados lo que aquí sigue en plena forma es la voz de Al Green desenvolviéndose como él sabe hacerlo en ese registro suave, que te mece poco a poco y sabiendo sonar contundente en las dos últimos temas, los más movidos del disco, I wild about you y Standin´in the rain. Es curioso el sabor que te dejan ambos temas porque no tienen nada que ver en cuanto a ritmo a lo anteriormente escuchado. De momento este disco te deja con ganas de que señor Green vuelva a poner sus cuerdas vocales al servicio del amor y la lujuria, sobre todo la lujuria. Toma esa.

2 comentarios:

Addison de Witt dijo...

Amo profundamente a Al Green, bueno amo la voz de Al Green es genial, como un bálsamo. Aún no he escuchado el disco, pero este es de los fijos, cualquier día de estos le pongo remedio.
Fantástica reseña tío, se nota que A.G. te hace sentir.
Buen Fin de semana.
Saludos!

Rafa dijo...

que grande Al Green, a veces sus temas me suenan algo repetitivos, pero cuando hace tiempo que no lo escuchas suena a gloria bendita.
un saludo,